No hay nada fascinante en la experiencia de un gobierno de izquierda

Brasil recién sale de un régimen de tres décadas que le dejó saldos negativos; México iniciará esa aventura sin anticipar sus resultados. 

Por Paulo Eneas

El diario británico Financial Times publicó en fechas recientes un artículo señalando que América Latina está a punto de vivir una «experiencia fascinante». En la visión del periódico británico, esa fascinante experiencia sería la posibilidad de comparar el desempeño de dos gobiernos distintos: el futuro gobierno de izquierda de Andrés Manuel López Obrador en México, y el futuro gobierno de derecha de Jair Bolsonaro en Brasil.

El artículo intenta presentar lado a lado a un gobierno de izquierda y a uno de derecha, como si fuera necesario hacer comparaciones para saber cuál de los dos modelos será capaz de producir resultados más benéficos para cada país. El texto del Financial Times presupone un desconocimiento completo de lo que fue la experiencia real ya vivida por millones de latinoamericanos con sus gobiernos de izquierda en las últimas décadas.

(Aquí la liga al texto en cuestión: https://www.ft.com/content/0dac25b2-f336-11e8-ae55-df4bf40f9d0d)

Los gobiernos de izquierda latinoamericanos del período reciente, todos vinculados a la organización criminal comunista del Foro de São Paulo, resultaron en comprometimiento o desmantelamiento completo de las democracias, estancamiento y retroceso económico, aumento de la pobreza, cercenamiento de las libertades individuales y aumento de la criminalidad. Todos ellos tienen o tienen vínculos, en mayor o menor grado, con el crimen organizado y el narcotráfico continental.

No se trata, pues, de colocar en un mismo nivel de evaluación los futuros gobiernos de izquierda en México y de derecha de Brasil. Se trata de medir cuánto tiempo será necesario para el pueblo mexicano percibir el enorme error que él cometió al elegir un comunista para dirigir ese país.

En el lado brasileño, se trata de evaluar cuáles serán los desafíos y dificultades que el futuro gobierno de Jair Bolsonaro se enfrentará a revertir todo un cuadro político-económico e institucional resultante de cerca de 30 años de hegemonía izquierdista. Hegemonía esa que resultó en la casi destrucción del país tanto en el campo social y económico como también en lo político-institucional.

Es a partir de esos patrones bien distintos que ambos futuros gobiernos deben ser observados y evaluados, no cabiendo por lo tanto igualarlos en un supuesto mismo punto de partida con el pretexto de un supuesto ejercicio de análisis, como hizo el Financial Times.

 

https://criticanacional.com.br/2018/11/30/nao-existe-nada-de-fascinante-na-experiencia-de-um-governo-de-esquerda/