–CORREN RUMORES– Traigan las aspirinas

El gobierno federal tiene algunos pendientes urgentes para atender que ya están provocando dolor de cabeza.

Por Hilario Olea Ruiz

DE GATOS NEGROS… Vaya semana que se espera, porque por todos lados la cosa anda de mírame y no me toques. Para empezar está  el rechazo a la consulta “carnala” para definir el futuro de la Termoeléctrica de Huesca y que se hizo en los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala. Aunque salga a favor, como todas, habrá mucha oposición y al estilo de la región, oposición violenta. A esto hay que sumar las quejas por las estancias infantiles, donde ya salieron las supuestas reglas de operación pero ya no solo incluyen a los que estaban en las estancias, sino a todo el que se quiera apuntar para recibir lana. Solo tienen que tener chamacos que requieran de guarderías. A esto sumen que también se aceleraron los maestros de la CNTE y la Sección 22 de Oaxca. Ah, y para mejorar el día, se supone que hoy se van a paro todos los trabajadores y maestros del sistema CECYTES del país.

DIGANLE QUE NO… Por otro lado, ya reventó el proyecto de cambio de domicilio de las dependencias federales y parece que siempre no, porque no hay dinero, todo esto a pesar de los miles de millones que presumen se han ahorrado en el combate a la corrupción y al huachicoleo. Primero presumieron que las dependencias, en el caso de Sonora es la SAGARPA, operaría a partir del 1 de diciembre en territorio yaqui. Luego que pasaba a marzo y que solo sería una subsecretaría. Ahora, que se va hasta el 2021 porque no hay dinero. Que conste que esto lo dijimos mucho. Que era una auténtica jalada. Claro, por decir esto los chayochairos se ensañaron, pero ahora quiero ver con que babas van a salir.

NÚMEROS QUE ASUSTAN… Y es que no solo es abrir una oficina y en los estados. De acuerdo con el propio gobierno federal, este cambio de domicilio de las dependencias federales costará más de 120 mil millones de pesos. Estamos hablando solo del cambio y no de los gastos de operación extras a los que tenía en la capital del país. Tienen que mover más de 100 mil empleados base, sindicalizados y los técnicos que le conocen al asunto. Ellos se tienen que cambiar con su familia, que se calcula son más de 400 mil personas. ¿Y para qué? Pues seguramente algún capricho. Antes lo único que hacían los gobiernos entrantes era cambiar nombres y eso costaba una millonada por la nueva rotulación de todo. Ahora es cambio completo. Insisto ¿Y para qué? Capricho.

SAGARPA LEJANO… Un ejemplo del desastre es traerse a Sonora a la SAGARPA. El nuestro es un estado con alta tecnología y pocos problemas. Tenemos buena sanidad animal y vegetal. El sector social está organizado y no anda tirando barra en marchas. Lo único que se pide es dotación de agua y apoyos para siembra y riesgos. Ah, y buenos precios de garantía en su caso.  Para eso no se necesita traer esta dependencia. En cambio, en donde hay un desastre en el campo como es en el centro y sureste lo dejan lejísimos. Es más fácil que un productor sonorense vaya al sureste, que los pobres campesinos de allá tengan que venir hasta estas tierras. Seguramente esto lo verán y terminarán poniendo sucursales, como antes. Cómo la hacen cansada y cómo les gusta gastar dinero.

RADIO EN LLAMAS… Manos extrañas prendieron fuego a la pequeña empresa de nuestro amigo Alejandro Islas, por lo mismo se desconoce quiénes y por qué. Su radio comunitaria a través de internet era su patrimonio y ahora tendrá que volver a empezar de cero. Ya en alguna ocasión tuvo problemas por su intento de hacer periodismo radiofónico. Hoy, vuelve a ser blanco de agresiones por su trabajo, no creo que sea por otra cosa. Esperemos que la Fiscalía General de Justicia en este caso también se faje y se ponga las pilas para dar con los culpables para que no solo paguen con cárcel, sino que reparen los daños causados. En tanto, todo nuestro apoyo al Alejandro, a quien conocemos de hace muchos años y sabemos de su trayectoria y su fuerte voluntad para salir adelante. Ánimo, amigo. Vamos a darle.

LAS MEJORES VIBRAS… No tengo idea de cómo le fue a la película Roma y a su principal actriz Yalitza Aparicio, porque esto lo tenemos que entregar muy bien. Lo cierto es que tenía las mejores vibras de la mayoría de los mexicanos, incluyendo el supremo gobierno, porque sabían que si ganaban estos premios Oscar esa sería la nota y no la rebelión por la termoeléctrica de Huesca. Obvio que muchos estuvieron prendidos anoche a los televisores para ver en vivo el resultado y las redes se deben de haber saturado, tanto si ganó, como si perdió, porque ya se imaginarán las mentadas de madre al jurado. Como sea, ya esta joven es historia y queda ahí su trabajo y testimonio. Muy bien.

En fin, lunes al fin, y mejor así va. Por eso no olviden lo que decía el Perico Armenta, qué nervios no saber quién ganará, si el Relámpago o el Moro. Sale.