Encabeza Daniel Baranzini accidentada cabalgata

Daniel Baranzini, aspirante a dirigir la UGRS, convocó a una manifestación de jinetes en donde una persona resultó lesionada y a la que algunos asistieron sin saber el motivo.

Por Antonio López Moreno

Este fin de semana, Daniel Baranzini convocó a los ganaderos de Hermosillo y sus alrededores a una cabalgata en apoyo a sus aspiraciones a dirigir la Unión Ganadera Regional de Sonora.

El protagonista de esta reunión se encaminó al estado de beisbol de San Pedro El Saucito, en donde ya lo esperaban alrededor de 150 jinetes que cabalgaron junto al aspirante ganadero, sin embargo, parte de ellos no sabían el motivo de la cabalgata y solo aprovecharon la ocasión para pasar un momento familiar, aunque bien, las bebidas embriagantes no dejaron de hacerse notar.

Uno de los jinetes resultó lesionado antes del inicio de la cabalgata.

Incluso, esta cabalgata fue accidentada de inicio cuando una persona intentó montar un caballo y este lo lanzó al suelo para luego propinarle un fuerte golpe, y quedara tendido en suelo por varios minutos hasta que tuvo la fuerza para levantarse. El caballo corrió asustado provocando por un momento un ambiente de pánico pues hasta un automóvil de un reportero fue dañado debido a una patada de este caballo.

No había servicios médicos ni ambulancia cerca, por lo que la cabalgata tuvo que ser demorada varios minutos en lo que se atendía al lesionado.

Posteriormente los jinetes marcharon al son de la música norteña, pues entonaban la letra de un corrido en honor a Daniel Baranzini en el que su letra presumía apoyo del Presidente de la República al proyecto del aspirante.

Al más puro estilo de los políticos tradicionales, culminaron el recorrido por la comunidad para llegar a la plaza pública en donde lo esperaba un templete, un grupo norteño y un show típico de las campañas partidistas.

Ahí Baranzini hizo uso del micrófono donde agradeció a los asistentes y les invitó a comer un platillo cortesía de su campaña.

 

Arremete contra la CNOG

Daniel Baranzini.

Previo al recorrido, Daniel Baranzini sostuvo un encuentro con representantes de los medios de comunicación en un restaurante de la comunidad de San Pedro el Saucito, en donde descalificó el trabajo que emprende la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, cambio su discurso sobre el método de elección y llamó a una cabalgata típica de elecciones políticas partidistas.

Al interactuar con los representantes de los medios de comunicación, Daniel Baranzini fue cuestionado sobre el planteamiento que hizo el director jurídico del gremio ganadero a nivel nacional, quien en su última visita a Sonora fue claro al subrayar que observaba intromisión del gobierno federal en el equipo de trabajo de este aspirante, a lo que Baranzini remató:

“¿Por qué trajeron a alguien de fuera?, para confundir. ¿Por qué no lo sacó un licenciado de aquí de la zona?, porqué nadie se avienta el tiro de decir una tontería de ese tamaño”.

Sobre el método de la elección, Daniel ha sido insistente en que son los productores quienes deben votar por el nuevo dirigente, cuando él mismo apoyó a Luis Sierra en su candidatura cuando este aspiró a dirigir la Unión Ganadera. En ese sentido, se pidió su opinión, pues antes aceptó las mismas reglas que hoy intenta modificar.

– Son las mismas reglas que cuando estaba Luis Sierra y en ese entonces no pedías que se cambiaran.

– “Sí, pero yo no estaba ahí, yo no estaba buscando la candidatura en ese momento”.

– ¿Pero apoyabas la candidatura?

– “¡Ah!, claro que la apoyé”.

Posterior, abundó sobre el método de la elección en donde hubo una contradicción acerca de su discurso, pues como es mencionado anteriormente, Baranzini, ha pedido que sean los productores quienes voten y no los delegados. En ese punto, respaldó la labor estatutaria de la que gozan los delegados regionales.

– “El noventa por ciento de los ganaderos está con nosotros, si no es que más, esos son los que yo necesito”.

– ¿Pero los que votan son los delegados?

– “Sí, pero la gente es la que vale, el delegado es que lleva el voto, el delegado lleva la voz, el mandato de los demás”.

– Entonces aquí las reglas están bien, no hay necesidad de cambiarse, ¿no?

– “Eso es.