Desde Hermosillo vio arder a Notre Dame

Un ciudadano francés avecindado en Sonora fue testigo, a la distancia, de la destrucción de uno de los emblemas de su país natal.

Por Antonio López Moreno

Llegó a México hace 10 años, nueve de ellos los ha vivido en Hermosillo, donde vive con su pareja mexicana y ha fincado los cimientos de su nuevo hogar.

Marc Petitfils nació en París, Francia, y desde la capital de Sonora pudo ver a través de Internet cómo la catedral de Notre Dame fue cubierta por las llamas, hecho que le angustia y lamenta, pues representa un emblema histórico de su país natal.

“Con mucha tristeza, mucha sorpresa, más la sorpresa: nadie se espera que a algo tan antiguo y tan grande le pueda pasar algo así, es algo totalmente inesperado y muy triste; por otra parte hoy la noticias son mejores, ya se pudo salvar la estructura y las paredes, no se cayeron, van a tener que reconstruir el techo y todas las maderas pero lo peor fue evitado, no cayó”, dijo.

 

Como en casa

Marc Petitfils con su familia mexicana.

Hermosillo lo ha recibido con los brazos abiertos y aunque el clima del desierto no se compara con lo templado de París, en esta ciudad él se siente como en casa.

A pesar de que su paladar se ha “mexicanizado”, aún extraña algunos platillos franceses como el Cassoulet y toda la gastronomía que se encuentra en aquel país europeo.

Actualmente funge como maestro de francés, además realiza repostería francesa. Desde el desierto de Sonora vive muy a al estilo europeo.