–DE PRIMERA MANO– Un sapo alucinógeno sonorense recorre el mundo

Mike Tyson puso en el mapa mundial a Sonora y al anfibio que produce una droga que cada vez se vuelve más popular.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

CON ANTERIORIDAD se había escuchado acerca de un ceremonial de la tribu Seri que para “aliviar el alma”, extrae secreciones de un sapo de la variedad Bufo Alvarius -característico de esta zona desértica de México-, pero a raíz de que el excampeón mundial de boxeo en los pesos pesados, Mike Tyson, ofreciera su testimonio al fumar esta “molécula espiritual”, (Aseguró haber sacado de su cuerpo el monstruo que le invadía y se convirtió en otra persona, más espiritual, más positiva) el tema se ha difundido, a estas alturas, prácticamente en todo el mundo.

El diario “El País”, de España, abordó el tema abundando sobre “La molécula espiritual”, relacionándolo con los efectos alucinógenos del DMT (Dimefiltriptamina), sin establecer con claridad el uso terapéutico.

El hecho es que ahora ha trascendido que algunas celebridades se han dado a la tarea de visitar Sonora para conocer acerca de esta “sesión espiritual” a cargo de la Tribu Seri, con secreciones de un sapo de la familia de los Bufo Alvarius que, extraídas del animal, se cristalizan y después, convertidas en humo, es inhalado provocando una reacción inmediata en la persona, teniendo frente así, figuras como un especie de  prismas, grandes edificaciones con colores similares a la psicodelia vivida en los “viajes” que hacían los “hippies” en los años sesentas del siglo XX.

Eso sí, han trascendido testimonios que aseguran que quienes han participado en este tipo de sesiones, logran una evidente mejoría personal, pasando de la ansiedad a la tolerancia y dejando atrás el carácter ríspido y la confrontación.

No existe información autorizada por alguna autoridad de Salud que aborde el tema. Es un dato que se ha propagado de persona a persona, pero ya que algunas celebridades se han atrevido a reconocer que un sapo sonorense les hizo cambiar sus vidas, las distintas versiones han cobrado inusitado interés.

Y es que si Mike Tyson, cuya trascendencia negativa fue su alta agresividad al morder una oreja de su rival Evander Holyfield en una pela de campeonato mundial, dejó definitivamente ese “monstruo” que se había apoderado de él, el caso es digno de la reflexión.

 

CON LA NOVEDAD de que habrá qué estar con los ojos y los oídos bien abiertos para vigilar la actuación de los nuevos concesionarios del transporte público en Hermosillo, representados por el empresario de la capital del país, Jesús Padilla Zenteno… No hay buenos referencias del manejo que ha dado a trabajadores de sus empresas en la ciudad de México y lo que menos se desea es que en la capital de Sonora haya motivos para esperar inconformidades en una actividad tan sensible como lo es la operatividad de más de 300 camiones urbanos que mueven a decenas de miles de personas todos los días… Había trascendido que alrededor de 300 operadores, que habían sido dados de baja del IMSS, mantenían ese “estatus”, hasta que ayer empezaron a darlos de alta nuevamente… Si no hubiese trascendido dicha información, quizá hubiesen dejado ese pendiente para días después.

 

CON TODA franqueza pero funcionarios como Javier Jiménez Spriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, vienen a Hermosillo a hacer el ridículo al reafirmar su ignorancia con respecto a obras como la carretera de cuatro carriles… Visitó Hermosillo ayer para inaugurar el libramiento construido por la iniciativa privada para ser concesionada y evitar que el tráfico pesado y los materiales peligrosos se introduzcan en la ciudad… Como era de esperarse, la pregunta reporteril al secretario fue la fecha en que se terminaría la rehabilitación de la carretera de cuatro carriles… Su respuesta fue que en junio (estamos a 15 días de ello) regresaría para inaugurar dicha carretera… Y si esta información la transmite al Presidente López Obrador, éste también hace el ridículo, como así fue al asegurar que la obra concluirá en abril o mayo…La realidad es que si le meten ganas, podría terminarse a fines de este año… Y quién sabe.