–CORREN RUMORES– Se afloja el Tsunami guinda

En la pasada jornada electoral se registraron altos niveles de abstencionismo.

 Por Hilario Olea Ruiz

DOS GUBERNATURAS… En las elecciones del domingo, sin duda que el gran ganador fue Morena al arrebatarle dos gubernaturas al PAN, pero ya no fue el Tsunami del 2018, porque perdió muchos votos, jaló menos gente ya que hubo altos niveles de abstencionismo, y la figura de Andrés Manuel López Obrador no les alcanzó para que se echara sobre sus espaldas a malos candidatos y pobres operadores electorales. Obvio que esto no puede considerase como tendencia porque apenas es una elección local menor, pero deja muchas lecturas que ya se están procesando en muchos espacios de análisis y opinión. El gran perdedor, como se esperaba fue el PRI, que apenas logró sobrevivir con triunfos muy locales en ayuntamientos, pero al igual que el PRD, con una clarísima tendencia a la baja, algo muy peligroso.

 

CON O SIN… Sin duda que no es lo mismo usar la foto del presidente Andrés Manuel López Obrador que sea el candidato en jefe. Y la prueba más contundente, según el análisis que hace Salvador García Soto, es la elección en Puebla, en donde el PAN obtiene más votos que Morena, pero Miguel Ángel Barbosa gana gracias a los votos que le aportan sus aliados del PT y Verde Ecologista. Que si hubiera ido solo, no hubiera podido conseguir el triunfo, sobre todo por los tremendos niveles de abstencionismo que se presentó en ese estado. A los guindas le funcionarios los aliados y al PAN no le aportaron lo que esperaba. Esa fue la diferencia. Pero la lectura es que la figura de AMLO no provocó la alud de votos que se esperaba. Es más, ni siquiera motivó a que hubiera largas filas en las urnas. Esta es una alarma que deben considerar. De acuerdo con el análisis de García Soto, Morena perdió en puebla casi 600 mil votos que había logrado llevando en las boletas al presidente López Obrador el año pasado. Ohmaigod.

 

OTRAS VAPULEADAS… Seguramente que los estrategas y operadores de Morena deben estar en conclave para descifrar lo que pasó en algunas elecciones, como en el caso de Tamaulipas, en donde el gobernador y el PAN los barrió olímpicamente, al no ganar más que un distrito local, en tanto que los panistas consiguieron aplastante mayoría con 21 distritos. ¿Qué pasó en este estado donde la inseguridad tiene índices alarmantes? Es muy probable que los tamaulipecos hayan quedado vacunados de los funcionarios de Morena que provocaron un verdadero caos económico con las nuevas reglas fiscales para la frontera. Recordar que esto provocó olas de huelgas, empresas que se cerraron y otras afectadas por los sindicatos que controla Napoleón Gómez Urrutia, que obvio todos saben que tiene color guinda. Esto pudo haber provocado el rechazo.

 

TRIUNFOS PAREJOS… Pero por otro lado, Morena se levantó con triunfo contundente en Quintana Roo, en donde logran la mayoría del Congreso local. Pero muerde el polvo en Durango, en donde el PAN retiene la capital y otros 18 ayuntamientos en alianza con un PRD sobreviviente. En Aguascalientes los panistas también se llevan la mayoría de las canicas a pesar de las campañas tan fuertes que recibió el gobernador de esa entidad por la ola de violencia. Sin embargo gracias a las dos gubernaturas Morena se levanta como el partido ganador de la contienda, pero el PAN muestra que es la oposición que le estará pisando los talones.

 

FALLÓ EL TALISMAN… Entre las filas morenistas había preocupación porque se supone que en estos primeros seis meses de gobierno las calificaciones del presidente López Obrador siguen altas, la aceptación a sus programas se mantienen también con buenos números. Incluso, las mañaneras le dan presencia diaria. Entonces la pregunta que se hacen, ¿cómo pudo haber fallado el talismán o sea la figura de AMLO? El atractivo popular no lo ha perdido según las encuestas. Entonces, solo quedaría ver que el desgaste es del partido y una pésima selección de candidatos, pensando quizá que con los colores de Morena cualquiera podía ganar, como pasó con el Tsunami del año pasado. También hay que considerar que debieron haber fallado los operadores electorales, que si están como en Sonora, les falta todavía un rato de camino para madurar y convertirse en viejos mapaches priistas. El punto es que el resultado no fue el esperado a pesar de todo el esfuerzo hecho por el propio presidente matándose todos los días para estar presente en el ánimo de los mexicanos.

 

ABUSO DE OCURRENCIAS… También hay que considerar que el gobierno de Morena ha caído en muchos abusos y ocurrencias. El trato que le ha dado a miles de personas a las que han corrido de sus empleos. A los que les han quitado los apoyos federales. A los productores que se la rifan por el país y que ahora no los baja de fifís. Sumen a esto ocurrencias como la del tren Maya, la refinería y la última, el imponer el “uniforme neutro”, por el cual los estudiantes pueden acudir a clases en pantalones o faldas sin importar sexo. Eso es falta de seriedad y muchos sectores comienzan a ver esas ocurrencias con preocupaciones. Eso también comienza a pesar en las decisiones electorales y parece que en Morena no lo toman en cuenta.

 

NUMERITOS FINALES… Pero bueno, esperemos los numeritos finales porque hasta ahora han sido puros conteos preliminares. Cierto que se han reconocido triunfos y derrotas, pero lo importante es ver cómo quedan finalmente las estadísticas para saber realmente quien es quien en los precios. Y ver las decisiones que tomarán grupos, partidos y gobiernos. Porque esto solo fue la víspera del trueno. Apenas viene lo bueno. Uyyyy, qué meyo.

 

En fin, por eso mismo no olviden lo que decía bien el Malacate Rodríguez, si en la mano te matan el pájaro, contimás si lo traes en una urna. Sale.