–PUNTO Y SEGUIDO– La soberbia del PRIMOR

Al puro estilo de Juan Vargas, personaje de la “Ley de Herodes”, la actitud del representante del gobierno federal en Sonora revive el espíritu priista que todo político lleva dentro.

Por Hilario Olea Fontes

Tuvo muy buen tino Yeidckol Polevnzky cuando en su momento dijo que se escuchaba mejor “PRIMOR”, en lugar de “PRIAN”, comentario que surgió después del acuerdo logrado para designar al gobernador interino de Puebla, posterior al ¿accidente? en el que fallecieron Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle.

Y con esto me refiero a que el ejercicio político de MORENA a nivel nacional, en los estados y municipios, así como en las áreas legislativas, guarda una estrecha relación, casi idéntica, a la que el PRI tuvo en su época de partido totalitario.

En Sonora acabamos de presenciar un desplante del tipo priista echeverrista o del estilo “La Ley de Herodes”, cortesía del doctor Jorge Taddei, representante del gobierno federal y titular de la delegación del Bienestar.

El reportero de casa, Antonio López Moreno, cuestionó al académico universitario sobre la “política de comunicación social” de la dependencia a su cargo. La pregunta provocó una respuesta en tono molesto: “No hay un área de comunicación social y no hay una política de comunicación social”.

Baia baia, dirían los millennials…

Para el buen entendedor, el gobierno de la “cuarta transformación” no tiene el mínimo interés de comunicar ni socializar los temas, pues para imponer a chaleco las decisiones no hay necesidad de andarlas ventilando.

Me llama poderosamente la atención que en cuanto se hizo público el video a través de las redes sociales donde se da testimonio de este desplante, más rápido que de inmediato surgieron tuitazos y postazos de defensa para Taddei, que en realidad son joyas de maromas:

1.- El Presidente Andrés Manuel fue muy claro, nada de «partidas» para publicidad. Las viejas formas están caducando, hoy la comunicación la hacen los ciudadanos.

2.- No hay necesidad de tener un área de comunicación social, cuando se quiera informar algo, se le hará la invitación correspondiente para que cubran la conferencia de prensa correspondiente. Ya no hay chayote ni tratos discrecionales, ¡Todo de frente!

3.- La política de comunicación social es clara, el presidente todas las mañanas responde directamente a todos los medios y no hay chayotes.

4.- Muy bien Taddei, esa debe ser la política, mandar a la ver….a los periodistas (NOTA: Este comentario fue de un troll que se le adjudica al padrecista Luis Enrique “Ternuritas” Montejano)

En un tono más conciliador, Youlee Guzmán, funcionaria pública de Bienestar, publicó: Les recuerdo: Desde el 1 de diciembre del 2018 ya no hay áreas de comunicación en las dependencias federales de los Estados (Antes Delegaciones) No es asunto local nada más de Sonora, así están en todos los Estados.

Aquí es preciso señalar que aunque NO haya oficinas de comunicación social en el gobierno federal, las dependencias y los funcionarios tienen la OBLIGACIÓN de informar y rendir cuentas a los ciudadanos… O sea, quienes les pagan su sueldo.

En estas respuestas que ejemplifican la “defensa” de Taddei, los autores agarran monte anotando conceptos como Publicidad y Chayote, que es la forma más burda y recurrente de la 4T para intentar desacreditar el trabajo periodístico que les incomoda.

Me queda claro también que los colegas que se autodenominan como los creadores del periodismo sonorense del siglo 21, que enarbolan la bandera de la “objetividad pura” y que acusan a todos los demás de ser chayoteros, hubieran incendiado las redes sociales si esa misma declaración hubiera salido de parte de un funcionario del gobierno del estado.

Pero como es de parte de un digno representante de la 4T, pues simplemente se deja pasar, se justifica o hasta se aplaude.

 

PUNTO FINAL

Pues por lo pronto hasta aquí queda el comentario sobre el reciente episodio de la comunicación gubernamental en tiempos de la 4T, dirigido por Robert B. Weide.
Ahorita me dispongo a redactar el “Manual de Procesos Institucionales ISO-4T/2021 y Lineamientos Políticos para las áreas de comunicación gubernamentales que no existen”. Ai’ se los comparto por el whats.

¡Chin pum pam tortillas papas!