–DE PRIMERA MANO– AMLO nos invita a ser “prensa buena”

En todos los gobiernos dictatoriales en el mundo, siempre han registrado una primera señal antes de cerrar el círculo de las libertades: Hay un rechazo total a la prensa libre e independiente.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

LA HISTORIA de los últimos 50 años en México registra varias confrontaciones entre los presidentes de la república y la prensa.

De entre las más célebres, está la de Luis Echeverría Álvarez y Julio Scherer y todo su equipo en “Excélsior”, entonces reconocido como el mejor periódico de América Latina, en el año 1975.

También está una de las frases emblemáticas del penúltimo informe del Presidente José López Portillo en 1981, cuando se lanzó en contra de sus críticos en la prensa, reprochándolos con un “No te pago para que me pegues”.

El Presidente Miguel de la Madrid debió viajar a Washington para invitar a cenar a la editora del diario “The Washington Post”, la señora Graham, porque días antes su columnista Jack Anderson publicó un artículo intitulado “México hace millonarios a sus presidentes”.

De esa época (década de los años setentas y ochentas) tenemos qué viajar hasta nuestros días, en estos episodios regresivos de la historia nacional a cargo del actual Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

No era la primera vez que se lanzaba en contra de sus críticos en “Proceso” o “Reforma”, o cualquier otro a quien califica como “adversarios, conservadores”, pero en esta ocasión –la de ayer en la mañana- se dio un debate con el reportero de “Proceso”.

-Los de Proceso no han sido buenos con nosotros-, espetó AMLO.

-No tenemos la obligación de quedar bien con nadie, respondió el reportero

-Pero tienen que tomar partido. Los buenos periodistas han simpatizado con las grandes transformaciones. Francisco Zarco, los Flores Magón.

-Está hablando usted de hace 150 años, Presidente.

-Ya no leo Proceso. Lo hacía cuando estaba Julio Scherer, a quien yo admiraba.

Creo que como nunca antes, Andrés Manuel López Obrador fue lo suficientemente claro al advertir a toda la prensa que “si no son buenos con él”, serán enviados al olvido.

No sólo eso. Esa actitud del Presidente saca a relucir su intolerancia a la crítica y con ello anuncia que los tiempos por venir para todos aquellos que se oponen  a su pensamiento y a la “Cuarta Transformación”, vienen tiempos de sufrimiento frente al Estado.

La historia, no sólo en México sino en todos los gobiernos dictatoriales en el mundo, siempre han registrado una primera señal antes de cerrar el círculo de las libertades: Hay un rechazo total a la prensa libre e independiente.

López Obrador sólo reconocerá a la prensa que opine bien de él.

Es un aviso que ha quedado plasmado y muy bien documentado.

 

SI ALGO habrá que reconocerle al comisario de policía y tránsito en Hermosillo, Luis Alberto Campa Lastra, es su honestidad para admitir abiertamente que las cifras de la violencia en Hermosillo han aumentado considerablemente en este segundo trimestre del presente año… Y, consciente de ello, nos asegura en entrevista en “Primera Plana Digital” que mantiene viva la expectativa y la esperanza de lograr buenos resultados en el combate a la inseguridad, basado en la coordinación con cada una de las instancias responsables del área, incluida la Guardia Nacional, la que ya se encuentra en la capital sonorense haciendo presencia en los distintos sectores.

 

EL GENERAL Luis Aponte Polito (quien alguna vez fuera jefe de Estado Mayor de la IV Zona Militar en Sonora y hoy está en el retiro luego de 49 años entregados a la SEDENA) redactó un  manifiesto invitando a todos los mandos militares en México a manifestarse en contra de la desaparición del Heróico Colegio Militar y del ejército mexicano al que conduce el gobierno de la “Cuarta Transformación”… Aponte Polito hace referencia a la historia, a la formación militar, a los valores en que fueron formados y forjados al paso del tiempo y la negativa a ser convertida la milicia en cuerpo policíaco… Es un manifiesto de enorme espíritu nacionalista, con la advertencia de que nuestra Nación está siendo llevada a una dictadura… Es un documento que bien valdría la pena reflexionar y debatir.