Espera albergue «Iniciativa Kino» respaldo de la comunidad sonorense

Familias enteras de migrantes reciben apoyo humanitario de esta asociación con sede en Nogales; actualmente forma parte de la campaña “Sonorenses Compartiendo Vida” de los clientes de Súper del Norte.  

Debido al incremento de servicios humanitarios que ha registrado en el último año Iniciativa Kino para la Frontera, institución social enfocada a la atención de migrantes deportados y en tránsito que se establecen en Nogales, su operatividad requiere de la contribución y generosidad de los sonorenses.

El padre Samuel Lozano de los Santos, Director de Programas de la asociación civil binacional y además Coordinador Diocesano de Pastoral Social en esta ciudad fronteriza, explicó que todos los días del año se atienden a personas y familias enteras que llegan hasta esta región de México esperanzados en obtener asilo en Estados Unidos, debido a la violencia que se vive en sus lugares de origen.

“Entre los servicios que se brindan aquí está el de la alimentación todos los días del año. En un comedor para los migrantes se ofrecen desayunos y comidas. Nunca se cierra. Y actualmente estamos ofreciendo entre 500 y 600 platos de comida diariamente, debido al flujo migratorio que ha venido aumentando en el último año”, explicó.

El padre Lozano expuso además que el número de personas en atención ha ido incrementándose debido a que en los cruces fronterizos entre México y Estados Unidos se han asentado quienes están dentro del proceso de asilo, en espera de su resolución, misma que puede esperar hasta tres meses.

“Ahorita hay un número considerable, alrededor de 700, que están intentando pasar. A veces el trámite es para una persona o para toda la familia. Antier llegó una familia de 17 miembros: la abuela, hijos, nietos, nueras… en esa situación estamos en el flujo migratorio”, apuntó.

Dijo además que entre esos solicitantes hay menores de edad que requieren de leche en polvo, pañales, toallitas húmedas, por mencionar algunas necesidades materiales extras a las que ya se tenían en el catálogo de servicios.

Ante esta nueva realidad, los costos de operación aumentan de manera exponencial y se suman a los gastos que regularmente se tienen en alimentos, ropa, medicamentos, vestido, calzado, primeros auxilios, llamadas telefónicas y la manutención del albergue diseñado para la atención de mujeres con niños.

 

Llamado a la solidaridad

El Director de Programas de Iniciativa Kino para la Frontera invitó a la comunidad a participar activamente en el programa “Sonorenses Compartiendo Vidas”, en el que los clientes de Súper del Norte contribuyen con su donativo en beneficio de causas sociales y proyectos de corte altruista.

“Como humanos tenemos que responder ante las necesidades de otro y hay medios que se nos ofrecen para dar esta ayuda. A veces nos preguntamos ‘¿cómo le hago para apoyar?, ¿tengo que ir a Nogales para llevar un kilo de frijol o un kilo de arroz?’. Ahora este medio es a través de Súper del Norte, y con el centavo del ciudadano se va juntando una buena cantidad”, mencionó.

El padre Lozano hizo el llamado a “medirnos para saber qué tan humanos somos”, colaborando con el programa de donativo en beneficio de quienes más lo necesitan, en este caso los migrantes que se quedan varados en Nogales esperando conseguir mejores condiciones de vida para ellos y sus familias.

“Invitamos a toda la comunidad a que apoye, porque ahora son ellos (los migrantes), pero luego podemos ser otros. Sabemos qué tipo de humanos somos en la manera en que respondemos ante las necesidades y el dolor de los demás. Y les aseguramos que los centavos que entregan cuando dicen ‘SÍ’ efectivamente llegan a su destino. Sí llegan a su destino”, finalizó.