AMLO, entre aplausos y reclamos

Crónica de la tercera visita presidencial a Sonora.

Por Antonio López Moreno

Para el Presidente de la República el día inicio temprano. Antes de las 5:00 de la mañana saludaba a simpatizantes en las afueras del hotel donde pasó la noche previó a su gira presidencial por la entidad.

La agenda ya estaba diseñada: a primera hora sostendría una reunión con el gabinete de seguridad; después su conferencia de prensa mañanera desde la ciudad de Hermosillo, para después reunirse con padres de las Víctimas del incendio en la guardería ABC.

Las emociones no se hicieron esperar, el nombre de AMLO era enunciado por todos en las afueras de cada lugar donde tuvo presencia.

Maestros cesados, militantes de la CNTE, ciudadanos inconformes con las políticas de INFONAVIT, trabajadores del sector salud y mineros retirados. Todos con la misma exigencia: que el presidente los escuche.

Al concluir la reunión de seguridad ofreció su conferencia donde reiteró que la carretera federal número 15 no será inaugurada hasta nuevo aviso; después se transportó hasta el lugar donde sería desarrollada la siguiente reunión.

Ahí los ciudadanos lo esperaban y el presidente les dio la cara. Solicitudes, reclamos, cartas de agradecimiento, de todo un poco.

Los resultados de la reunión auguran buenos frutos, al menos fue lo que dijeron los padres de familia ahí presentes.

Al finalizar, el tabasqueño arribó a su camioneta y tomó rumbo; y así concluyó la tercera visita de Andrés Manuel a Sonora en su embestidora de presidente de México, una visita cuyo clima no favoreció y donde el calor político estuvo presente.