????????????????????????????????????

Recomienda UNISON “Buenas prácticas para la convivencia académica”

Se trata de medidas para la prevenir la violencia de género y fomentar la armonía entre los universitarios.

Con el propósito de que la convivencia entre los universitarios se realice en un ambiente de armonía y respeto, el Programa Institucional por la Equidad de Género (PIEG) de la Vicerrectoría de la Unidad Regional Centro de la Universidad de Sonora emitió una serie de recomendaciones orientadas a prevenir la violencia de género en cualquiera de sus modalidades.

Al respecto, la vicerrectora de la Unidad Regional Centro, María Rita Plancarte Martínez, añadió que estas sugerencias han sido llamadas las “Buenas prácticas para la convivencia académica”, y buscan brindar un marco de interacción segura a la relación docente-estudiante, así como estudiante-estudiante.

Entre los límites que dicho documento establece para el actuar que deben mantener los docentes, se encuentran: usar, de preferencia, las plataformas institucionales para comunicarse con los estudiantes, como el correo electrónico con denominación unison.mx o el portal Sivea. En caso de usar aplicaciones como WhatsApp, Facebook o Twitter, entre otras, será exclusivamente con información y contenido académico.

Actividades como tutorías, asesorías, aplicación de exámenes y entrega de calificaciones, deberán hacerse en espacios académicos propios de la Universidad y dentro del campus universitario, en horarios laborales y días hábiles, a puertas abiertas e, incluso, la publicación de calificaciones debe hacerse en las plataformas institucionales previstas para ello.

Cuando sea necesario realizar algún viaje por motivos de estudio, trabajo de campo y/o prácticas profesionales, las actividades deberán hacerse de forma grupal y se evitará el contacto personalizado docente-alumnos; en caso de que el maestro acuda a algún festejo fuera de la institución, deberá comportarse profesionalmente y con respeto.

Como parte de la relación docente-estudiante, se deben evitar contactos físicos considerados indebidos, así como los chistes sexistas, comentarios en doble sentido que refieran aspectos sexuales o de tipo irónico, sarcástico o discriminatorio sobre la capacidad intelectual, condición de género, preferencia sexual, discapacidad o aspecto físico.

El docente también evitará enviar mensajes por correos o redes sociales que no estén relacionados con la actividad académica, y éstos deberán realizarse por las plataformas institucionales, así como las llamadas telefónicas de tipo personal y visitas a domicilios particulares.

También es importante que en la relación estudiante-estudiante o con cualquier otro miembro de la comunidad universitaria, se evite el uso de lenguaje ofensivo y los comportamientos que pueden considerarse acoso escolar o bullying.

Plancarte Martínez reiteró el compromiso de trabajar por una Universidad libre de violencia de género, e invitó a los miembros de la comunidad universitaria a denunciar cualquier comportamiento indebido que pudiera considerarse acoso u hostigamiento.