–DE PRIMERA MANO– Objetivo, golpear a la IP y a la oposición

¿Sabe usted de algún apoyo de AMLO a Sonora, que no sean hasta ahora promesas y buenos deseos?

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

LA “CUARTA Transformación” está convencida que los empresarios, hombres de negocios y quienes manejan los medios de producción en México, son unos explotadores y tienen años degustando del pastel que la nación les ha brindado por siglos.

En los últimos días se ha ven ido manejando el tema de la creación de un nuevo impuesto para el uso agrícola del agua.

Los agricultores organizados están elevando sus protestas porque la obtención de los derechos para uso de agua agrícola no es el resultado de un procedimiento sencillo. Es algo muy complicado y caro.

Sin embargo, el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador está empeñado en creer que los ricos en el campo están derrochando el agua y, por lo tanto, deberán pagar un impuesto que les “eduque” a no desperdiciar el vital líquido.

La propuesta a manera de iniciativa se hizo llegar a la Cámara de los Diputados a través del legislador cajemense de MORENA, Javier Lamarque Cano, quien ha recibido las peores recriminaciones de los hombres de su tierra, organizados en la Asociación de Organismos Agrícolas del Sur de Sonora (AOASS), que por voz de sus dirigentes exclaman, “Javier, ¿qué te hemos hecho los agricultores para que nos trates así? ¿Te molesta que produzcamos alimentos para la gente?”.

Desde luego las reacciones en contra del nuevo impuesto comienzan a difundirse a todo lo largo y lo ancho del país. De lo que están convencidos los integrantes de este sector es en el tremendo error cometido al caer en la seducción y haber votado por AMLO en los pasados comicios.

 

POR OTRO lado, sabemos de las violentas manifestaciones de estudiantes universitarios, feministas y hasta maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE, que se dan el lujo de destruir oficinas y monumentos históricos de la ciudad de México.

Pero la reacción del gobierno ante esa barbarie es de tolerancia. “No vamos a reprimir al pueblo”, insiste en decir el Presidente de la República. “Nada por la fuerza, todo por la razón”, ha subrayado.

Pero lo que no entra en el esquema del nuevo gobierno de MORENA, es que se manifiesten los presidentes municipales emanados de un partido político como el Partido Acción Nacional.

En efecto, ayer en la madrugada, antes de la “mañanera”, alcaldes panistas de diversas partes de la república se manifestaron a las afueras de Palacio Nacional en busca de una audiencia con el primer mandatario de la nación y lo que recibieron fue un saludo con gases lacrimógenos.

Más tarde, el vocero presidencial, Jesús Ramírez, admitiría que sí se utilizaron esos gases “porque los alcaldes se mostraron muy agresivos” y, además, “no se lanzó el gas directamente contra alguien. Fue muy poquito el usado y se lanzó al ambiente”.

Otra vez, la máxima de Benito Juárez: “A los amigos, perdón y gracia; a los enemigos, simplemente la aplicación de la Ley”.

 

NO EXTRAÑA tampoco la suspensión definitiva del llamado “Fondo Minero”, lo que le pega tremendamente a Sonora, ya que son poco más de mil millones de pesos que llegaban a 25 municipios y se reflejaban en beneficios para la gente en agua potable, alcantarillado y pavimentación, entre otras obras… La “4-T” sustenta dicha suspensión en que el recurso no llegaba directamente a la gente, sino que a través de terceros se podían cometer actos de corrupción… Ooootra vez… Es como diagnosticar a un enfermo y en vez de medicarlo para buscar su alivio, se le mata… Independientemente de ello, a quien realmente se está golpeando es a la gente, a Juan Pueblo, quien de esta manera sufrirá por la insolvencia de los municipios para solventar muchos problemas… Lo que a nadie le quedan dudas, es de que el Presidente López Obrador continúa golpeando y en seco al rostro de los sonorenses… ¿Sabe usted de algún apoyo de AMLO a Sonora, que no sean hasta ahora promesas y buenos deseos?