La leyenda del Fantasma de Punta Chueca

Este mito se suma a las decenas de historias que son narradas en Sonora sobre acontecimientos paranormales.

Por Antonio López Moreno

En la comunidad de Punta Chueca, Sonora, región habitada por la etnia Seri, existen mitos y leyendas de las cuales se habla muy poco; y es que escuchar las experiencias paranormales que allí ocurren, no resulta agradable para muchos oídos.

Desde hace aproximadamente 40 años, se cuenta una historia que involucra desapariciones y experiencias de terror, pues según la leyenda, un hombre hace presencia en campamentos ajenos logrando que su víctima desaparezca con solo tocar su brazo.

Estas narraciones han pasado de generación en generación y la señora Romelia brinda más detalles al respecto.

“Cuando vienen personas de otras partes y llegan a hacer campamentos, ya de noche se aparece algo así como un fantasma y si le llegan a tocar el cuerpo, la cara, los pies, pues esa persona quiere decir que va a desaparecer. Si el fantasma llega a tocar a una persona, esa persona puede estar en peligro”.

Sin embargo, a pesar de ser una leyenda difundida de boca en boca y de generación en generación, los habitantes de Punta Chueca aseguran que los citados hechos sí han ocurrido, pues cuentan que un investigador que estudiaba fenómenos acuáticos en la región, sintió la presencia de un ser y jamás fue vuelto a ver.

“Hace muchos años un biólogo vino aquí, a la Isla del Tiburón y allí esa persona vino aquí y sintió esa presencia y luego al día que regresó, no llegó a su destino”.

Esta leyenda sobre el fantasma de la Isla del Tiburón se suma a las decenas de historias que son narradas en Sonora sobre acontecimientos paranormales.