–CORREN RUMORES– Cierre de fotografía

Los escenarios políticos en víspera de las candidaturas aún están en un volado.

Por Hilario Olea Ruiz

BUEN PARTIDERO… Sin duda que el mes de enero será un buen partidero para las carreras electorales del 2021, porque será el año clave para posicionarse en las encuestas de preferencias políticas, para armar estructuras y para lograr alianzas claves. Como en la competencia de natación, cuenta mucho el clavado para ver desde donde arrancas las brazadas. Y viendo eso hay que comentar que quien dio un buen salto fue Ricardo Bours al ser destapado en diciembre por el Partido Movimiento Ciudadano, con el que puede hacer una alianza estratégica, pues este partido le daría la estructura electoral que como independiente no tiene y le costaría mucho trabajo armar en todo el estado. Ahora, tiene que aprovechar esta ventaja para salir adelante, porque ya hemos dicho que doña María Dolores del Río no se va a quedar con los brazos cruzados.

 

EL BORREGO SIN VARA… En el PRI por el momento no hay quien le haga sombra a Ernesto Gándara, quien se mueve como pez en el agua. Lo más importante es que está logrando unir a un partido que se veía inmovilizado y sin capacidad competitiva. Pero ahora se ve distinto. Claro, cabe señalar que de acuerdo a la última encuesta de TM Reporte de Heriberto Tapia, la que da sorpresa en cuando a conocimiento es la senadora Sylvana Beltrones. Pero a diferencia del Borrego no trae una campaña interna intensa. Sin embargo, salir desde una posición adelantada ayuda por si Sylvana se decide a entrarle a la contienda el próximo año. De ahí en fuera, no se ve que el PRI tenga cartas como para enfrentar el trabuco de Morena. Ahí están Ernesto de Lucas y Miguel Ernesto Pompa, pero con perfil de alcaldías más que se gubernatura. Pero bueno, el día es joven aún.

 

EL PAN ENTRE SÍ Y NO… El PAN puede caer en el error de rezagarse si no se define temprano con quien la van a jugar. Por conocimiento el que tiene mejores números es Javier Gándara, pero dicen que ya no tiene ni el tiempo ni el humor como para otra aventura electoral, y menos enfrentar la aplanadora guinda y el peso del gobierno federal. Por eso cede el espacio y se dice le apostará a una alianza con su primo Ernesto Gándara, que podría dar pie a fortalecer una alianza entre el PRI y el PAN. Asunto que viene haciendo ruido desde hace un par de meses. Sin embargo, el que lleva mejor puntaje sin Javier Gándara en la cuadra azul es Antonio Astiazarán, quien a estas alturas todavía deshoja la margarita. Primero, porque no tiene apuro. Dos, porque no es un juego de matatena y en tercero, tiene que ir a la segura con un equipo ganador. Además, que le garanticen que el PAN estatal lo estaría apoyando y no dándole puñalada trapera, porque recordar que la carta de la dirigencia estatal es Kiko Munro, quien hábilmente no se abre públicamente, pero sí se está promocionando en forma discreta. Y por ahí logra que una que otra encuesta lo ponga en buena posición.

 

CENITA DE AFROMERICANOS… Ya saben que ahora no se puede decir negros a los negros, porque luego te fusilan en las redes sociales, por lo mismo en lugar de cena de negros para referirnos a lo que pudiera pasar en Morena, diremos que será un ágape de afromaericanos. Espero cubrir la cuota de la censura digital. Bueno, lo cierto es que de acuerdo a la antes mencionada encuesta de TM Reporte, al cierre del año Morena como marca y partido aparece al frente en las preferencias electorales. De tal suerte que si las elecciones fueran ahora, ganaría con cualquier ficha. Es más, ni necesitaría hacer campaña. Pero no será ahora sino a mediados del próximo año y para entonces el desgaste que pudiera tener la marca puede afectar resultados. Claro, y también que no manejen adecuadamente su estructura de control electoral con los programas sociales de la Secretaría de Bienestar. Pero aquí está la bronca, como muchos piensan que pueden ganar de todas todas, el riesgo no será en competir sino en quedar como candidato. Por eso seguramente se van a dar hasta con el bacín.

 

GOBIERNOS GASTADOS… Por otro lado, Morena trae problemas locales  por el pésimo desempeño de sus alcaldes, como el caso de Navojoa, en donde según una encuesta electoral cayó en las preferencias y ahora el liderazgo lo tiene Movimiento Ciudadano. En Guaymas, Empalme, Cd. Obregón, Nogales y SLRC, la gente está molesta con las autoridades municipales que son de color guinda y podría presentarse con todo y todo un voto de castigo. El próximo año será clave para poner orden en la casa y hacer que los presidentes municipales no se encaprichen, primero en seguir metiendo la pata y en segundo, querer heredar imponiendo candidato. Lo peor sería que se encaprichen y quieran reelegirse. Eso, además de mala idea, es una total torpeza. Y peor aún que Morena no define el problema de su dirigencia interna.

 

PRONÓSTICOS NEGROS… En el próximo año hay dos escenarios. El favorable a Morena, en donde el gobierno federal logre retomar el rumbo y pueda generar crecimiento económico y con ello librar el estancamiento. Ah, pero si siguen igual y los capitales no quieran arriesgarse con un gobierno inseguro, podríamos enfrentar una recesión y estancamiento económico, y así regalen hasta la Latinoamericana no servirá de nada, porque la gente tendrá para gastar pero no qué comprar. Y entonces, sí que la oposición puede darse vuelo. Por otro lado, recordar que para finales del año que entra los controles del gobierno federal será casi total sobre el sistema político. En fin, como pongan se va a poner muy bueno.

 

En fin, más vale irle poniendo algo de apuestas. Por eso no olviden lo de Pancho el Borracho, nadie se poncha con dos estrikes  y menos con tres bolas. Sale.