–EL COBANARO– El reflujo de las explicaciones

A cada acción implementada en este nuevo gobierno existe una reacción que se deja ver en las redes sociales.

Por Octavio Almada Palafox

Esta semana pudimos observar algo que continuamente se repite en esta inédita transición mexicana a la democracia. Entre un inmenso trabajo de disolver la roca dura de la corrupción que aún anida en muchas instituciones donde las instrucciones básicas están dadas pero la decisión no baja a la trinchera de los sucesos cotidianos (educación, salud, programas sociales que pretenden ser intervenidos por las tendencias vivas de la corrupción), se encuentra un fenómeno que continuamente se está forzosamente que dar: las explicaciones.

 

En la trinchera, otra, de la opinión pública vemos como se libra una batalla diaria y desigual, como siempre, de los aliados de la transición y los adversarios apoyados por paquetes de dinero que se expresan en miles de bots, además de una buena parte de las empresas de comunicación resentidas por el síndrome de abstinencia de las subvenciones de todos los gobiernos federales anteriores. Muchos aliados se dan a la tarea de explicar las desviaciones o las interpretaciones dolosas de las acciones de gobierno. Es un fenómeno singular que seguramente será estudiado en el futuro pues son una especie de derecho de réplica asumido legítimamente y convertido ahora en un foro de análisis de resistencia ante las intentonas de desviar el contenido de probidad de las acciones de gobierno.

 

Dos ejemplos: El incremento al salario mínimo y las facturaciones.

 

Y déjeme hacer eso del copiar y pegar. ¿Por qué? Porque quiero reflejar aquí eventos reales que se dan en las redes sociales. Sucede que con el paso de peso histórico del incremento al salario mínimo, nunca visto en la historia del país en cantidad y calidad y en un año, el primero de la transición, se vino encima el ataque para minimizar esta proeza gubernamental. Bots y analistas de economía prontamente se dieron a la tarea de desprestigiarlo, las redes y algunos medios se llenaron de invectivas contra el aumento que presagiaban un desequilibrio en la economía  de mercado. Disparo inflacionario, entre otras cosas. Los adversarios a esta medida de legitimidad y justicia social se encontraron con analistas de peso que se metieron al ring mediático y explicaron a pesar de los lamentos de analistas de menores cualidades.

 

Por ejemplo, el economista Gonzalo Hernández Licona subió a su tuit esta explicación. Vea Usted: El incremento del salario mínimo era necesario desde hace muchos años. Era (es) tan bajo, q incrementarlo no afecta la inflación. Hacerlo usando el Monto Independiente de Recuperación, es decir incrementos absolutos y no porcentuales, afecta aún menos a la inflación. Pongo el tuit como fue escrito que manifiesta las grafías propias del tweet. El incremento fue de 5%, más $14.67 (MIR). El mecanismo MIR se usa desde 2016-2017 y tiene la ventaja de no afectar a la inflación, y representa incrementos mayores para quien gana menos. El incremento del SM en 2019 ha ayudado a subir ingreso laboral real durante este año. También la baja inflación ha ayudado a incrementar el poder adquisitivo del ingreso laboral. Por tanto, inflación baja e incremento del SM ayudan a explicar por qué muchos mexicanos sienten mejor situación a pesar de crecimiento económico cero. Desde mi punto de vista inflación baja e incremento del SM (salario mínimo) vía el MIR han sido los dos logros económicos más importantes de este año de gobierno”. Hasta aquí la cita del economista. Rápidamente tuiteros de la 4t reprodujeron estas apreciaciones.

 

Otro caso fue el de las facturas que un senador se encargó de intentar desvirtuar y crear confusión, que lo logró en muchos casos. Por ello tanto el SAT como legisladores de Morena se encargaron de diseñar mensajes explicativos de las medidas regulatorias de las facturaciones instantáneas. Por ejemplo, ante la confusión sembrada por un legislador de oposición se explicó lo siguiente: El SAT no tendrá más control sobre las compras que hagan los usuarios con tarjetas de debido o crédito; se aplicará únicamente a las personas que quieran emitir las facturas de manera instantánea; ningún contribuyente está obligado a realizar la facturación instantánea; las compras de los ciudadanos están protegidas en caso de que no deseen darlas a conocer al Servicio de Administración Tributaria; no sustituye la dinámica de facturación actual, ya que el pago en efectivo no entra en este beneficio; su objetivo es facilitar la vida al contribuyente, haciendo más sencillo el proceso de facturación y Las tarjetas departamentales están fuera de este proceso, pero podrían incorporarse eventualmente.

 

Cerremos este año argumentando que el gobierno federal tomará cartas en estos asuntos explicativos para mantener limpia la información que se pretende manipular para contrarrestar las medidas. Cada acción podrá ser acompañada de explicaciones que pueden ser tomadas por las trincheras de las redes sociales para limpiar la información, para hacerla comprensible si es demasiado técnica y de acercarla a la gente convenientemente.

 

Un abrazo a los lectores y seguimos en pie de lucha en esta extraordinaria transición. Felices celebraciones y compañías en Familia.

 

«El salario debe ser igual a la tierra y a las manos del trabajador» – Octavio Almada

 

@octavioalmada1g

@ElCobanaro