–ARCHIVO CONFIDENCIAL– Ya me perdí

Si ya se tiene el dinero, ¿por qué no comprarles sus medicinas a esos niños en lugar de utilizarlo como garantía del pago de la famosa rifa?

Por Armando Vásquez Alegría

YA, LECTOR, ahora sí, más que perdido en este montón de noticias diarias que da ese camino tortuoso por lograr la famosa cuatro té, pasamos de la desesperación a la desilusión total. Ahora sí estoy más que sacado de onda.

Lea la nota informativa que llenó hartos espacios mediáticos:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, recibió del Fiscal General de la República, un cheque por dos mil millones de pesos, recuperados por un solo caso de corrupción y pasará a las arcas del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP). https://bit.ly/2SD9liN

El titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, no precisó de qué caso se trata, porque aclaró que apenas se va a consignar a los tribunales, y el respeto al debido proceso no les permite revelar detalles.

En la conferencia mañanera y enseñando el cheque, López Obrador precisó que esta cantidad se utilizará para pagar los premios de la rifa del avión presidencial.

“Esto sirve para pagar los premios del Avión Presidencial y lo que salga de la venta de los cachitos, dos mil 500 millones de pesos, nos va alcanzar para la compra de equipos médicos. Eso es justicia”, resaltó el jefe del ejecutivo.

Otra información sobre el mismo tema señala:

«Gracias a una denuncia, hemos iniciado acciones de carácter penal para la recuperación de los bienes de la nación. Hoy podemos decir que estamos entregando al instituto un cheque por 2 mil millones de pesos, es un sólo caso, se inició a través de la Consejería Jurídica de la Presidencia”, detalló Gertz Manero. https://bit.ly/3boMkIO

Hay dos puntos a tratar.

Primero.- El Fiscal de este país dejó muy en claro que esos dos mil millones de pesos provenían de un caso que se inició a través de la Consejería Jurídica de la Presidencia y que era un expediente del cual no se permitía hablar pues apenas se va a consignar a los tribunales.

En otras palabras, este caso, sea cual fuere, aún no está cerrado.

Es decir, la fiscalía apenas lo va a elevar a cosa consignada lo cual no significa que esté ganado por el Estado, sino que empezó un toma y daca legal en el cual al final –y todavía faltarán los amparos–, un Juez determinará la culpabilidad o no del acusado. Y conforme a procedimientos le falta mínimo un año más a este caso para conocer el resultado final.

Por esta razón no es posible que se pueda disponer de ese efectivo que con seguridad, y como ocurre en todos los casos judiciales, el recurso monetario (como ocurre en este hecho, porque también puede ser en bienes), sirve como garantía para que el acusado (persona física o moral) responda ante una acusación determinada y asegure con esa cantidad (los dos mil millones de pesos) la posible penalidad a la que se verá sometido en caso de encontrársele culpable.

Así es, ¿qué no?

Entonces, ¿de qué se trata esto?, ¿qué no se supone que todo acusado es inocente hasta que se demuestre lo contrario?… aunque peque de ternurita así es.

Por esa razón no es posible que se pueda agenciar la fiscalía un dinero que legalmente no le corresponde, al menos todavía pues el caso apenas fue consignado, lo cual no significa que se haya ganado. De hecho tenemos un claro ejemplo de ello: el caso Carlos Ahumada, el ¿ex? amante de Rosario Robles quien luego de años de acusaciones fue absuelto y ahora pide que le compensen con 400 millones de pesos el daño causado. https://bit.ly/37cTPiF

Segundo.- Son dos mil millones de pesos los que recibió dicho instituto y el presidente AMLO dijo que con eso se aseguraba la famosa rifa del avión que siempre no será del avión, sino una rara mezcla de rifar algo inexistente y que de allí salga el dinero –algo así como tres mil millones de pesos—para pagar los cien premios de 20 millones cada uno (2 mmdp) y el resto para comprar material para hospitales, es decir, mil mdp.

Y la rifa será dentro el próximo cinco de mayo. Dentro de dos meses.

La gran incógnita es ¿Y si no se venden los seis millones de cachitos a 500 pesos?… y la gran pregunta: ¿si ya tiene el dinero, por qué no utilizarlo de una buena vez en el proyecto de apoyo a la salud de millones de mexicanos –claro, incluyendo los niños con cáncer–, y se olvida de la rifa?

Pero el Presidente sigue aferrado en su rifa. ¿Cuántos niños con cáncer morirán en estos dos meses por falta de quimios y medicamentos?… cielos.

Si ya tiene el dinero, aunque sea mal legalmente hablando, ¿por qué no comprarles sus medicinas a esos niños en lugar de utilizarlo como garantía del pago de la famosa rifa?

Por eso insisto. No es serio este cementerio. Ya me perdí.

 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

 

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director general de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones… Cuando la unión de esfuerzos no es suficiente.

 

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304