–DE PRIMERA MANO– “La 4 Carriles”, convertido en sueño imposible para Sonora

En este tema estaba comprometida la palabra del Presidente de México.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

CON EL TRASCENDIDO de que la empresa contratista encargada de reconstruir los nueve kilómetros en el tramo conocido como “Curvas de Quijano” en el tramo Ímuris-Nogales, se le suspenderá el contrato al declararse “falto de liquidez”, las ilusiones de que los sonorenses disfrutemos al cien por ciento de una nueva y moderna carretera de 4 carriles, se han visto suspendidas de manera indefinida.

No será difícil ir por la respuesta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes: “La empresa constructora es la responsable al no cumplir con su parte en el contrato, tras recibir el anticipo requerido para iniciar los trabajos”.

Y seguramente, los representantes de “Pétreos y Asfalto, S.A. de C.V.”, responderán: “No se puede trabajar ante un evidente incumplimiento en el pago de las estimaciones que hemos enviados para su cobro a la SCT”.

Será difícil para un señor que está al frente del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el Estado –creo que se apellida Pacheco–, justificar a sus jefes en la ciudad de México.

Y es que esos recursos son enviados directamente de la subsecretaría de Obras Públicas, quien a su vez deberá cruzar el bosque de la tramitología ante la Secretaría de Hacienda.

Podría ser cualquier cosa, el hecho es que los sonorenses y los miles de usuarios de la carretera que atraviesa Sonora de Estación Don a Nogales, es hora de que no se puede disfrutar al cien por ciento por una burocracia cuya ineficiencia –se supone—quedó sepultada.

Y lo peor de las cosas es que en este tema estaba comprometida la palabra del Presidente de México, que como usted y yo sabemos, es un hombre muy cumplidor.

Y tanto lo es, que el año pasado habló primero de abril o mayo y después, de septiembre, como fechas para concluir la carretera y, como de plano no pudo cumplir, pateó el tema con su secretario de Comunicaciones, Javier Jiménez Spriú.

Mientras tanto, la obra está detenida. Y quién sabe si se termine la modernización de la carretera para el 2021.

 

“MÉXICO Elige” dio a conocer los resultados de sus encuestas del mes de enero, en la que se puede observar que el Presidente López Obrador bajó del 6 de calificación de su gestión… El primer mes del año 2020 ha sido muy difícil y muy complicado: Inflación alta (3.9 por ciento), arranque del nuevo sistema nacional de salud con el INSABI, un fracaso; una economía con expectativa muy negra; rechazo al paquete de reformas del sistema de justicia penal; mucha impunidad, en fin… Esta calificación que nos dice que de cien mexicanos, 57 aprueban la gestión de AMLO, es la más baja desde el pasado mes de julio, cuando bajó a menos del cinco por ciento… Pero igual que los meses anteriores, podría recuperarse… Es decir, esta calificación baja no significa un colapso en la imagen del Presidente… Así como surgió la genial idea de la rifa del avión presidencial, así también podrían poner otros temas en la mesa para dominar la agenda periodística y desviar la atención de los temas torales para los mexicanos… Ya veremos el devenir de los días y las semanas.

 

EL ARGUMENTO más fuerte que tiene López Obrador para justificar sus acciones y determinaciones es el ataque a la corrupción… Sin embargo, las reservas argumentistas se están agotando en la medida en que se agota la saliva y nomás no se castiga a nadie por cometer ilícitos… Por ejemplo, en un determinado momento el Presidente aseguró que él, estaba informado de todo, pero cuando recientemente le cuestionaron sobre la boda de la hija de Joaquín Guzmán en Culiacán, Sinaloa, respondió no tener ninguna información al respecto… Desde luego nadie creyó eso, pero sí deja los cimientos de una aparente certeza de que la impunidad cabalga a todo lo largo y ancho del país.

 

PRONTO habrá nuevo Presidente de la Sociedad Sonorense de Historia… Ya está definido… No es hermosillense.