–DE PRIMERA MANO– Falta el Pacto Empresarios-obreros-gobierno

Hasta este momento, los gobiernos locales han tomado la batuta y no han esperado al desesperante gobierno federal.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

UNA VEZ que se ha confirmado que desde el gobierno federal no saldrá ningún plan emergente para detener el avance del Covid-19 porque ha decidido “esperar” a entrar a la segunda etapa, la sociedad, a través de sus representaciones en los empresarios, los dirigentes obreros y los gobiernos locales, deberán caminar rumbo a la realización de un pacto que construya mayor conciencia social y anticipe a la crisis económica que viviremos los próximos meses.

Porque para los gobiernos locales es relativamente fácil ordenar que permanezca en casa gran parte de su personal, sobre todo aquel más vulnerable, porque el dinero de la nómina continuará fluyendo.

No es el mismo escenario para los patrones, que viviendo un riesgo, semiparalizarán o paralizarán sus empresas, en tanto los obreros corren con los mayores riesgos al continuar laborando necesariamente.

Aquí, deberán sentarse las representaciones de las tres partes. Los empresarios, los patrones, ser conscientes de su solidaridad ante la contingencia sanitaria. Acceder a correr los riesgos que haya qué correr.

Los obreros, sujetarse un régimen de disciplina y contar con la seguridad de que, a pesar de ser enviados a su casa, recibir si no el cien por ciento, si gran parte de su salario.

Y los gobiernos locales, hacer lo que le toque hacer para facilitar ese cuadro preventivo que evite la expansión del virus.

Hasta este momento, los gobiernos locales han tomado la batuta y no han esperado al desesperante gobierno federal que si bien está monitoreando constantemente el avance del Coronavirus en México, ha ofrecido la percepción de que no tiene la suficiente capacidad para atender una etapa dos y menos la etapa tres, donde el contagio sería de comunidad en comunidad.

La sociedad, cada vez capta más esta amenaza a la salud y está atendido los llamados de la campaña “Quédate en casa”, pero habría qué prepararnos, todos, para la etapa más difícil que la tenemos frente a nosotros y las inevitables consecuencias económicas.

 

BUENO, podemos decir que desde ayer reaccionó la llamada “Cuarta Transformación” del Presidente López Obrador, al agarrarse de la respuesta de un miembro de la Organización Mundial de la Salud, quien aseveró que México está haciendo lo correcto al esperar a tomar medidas más drásticas para evitar el contagio… Ya algunos opinadores “chairos”, empezaron a circular en redes que “la percepción de pánico está siendo generada por los conservadores para golpear políticamente al Presidente”… Y vaya que están preocupados en Palacio Nacional, porque hasta la señora de don Andrés Manuel, doña Beatriz Gutiérrez Müller, salió en redes a solicitar que por favor, no andemos tomando por buenas versiones no oficiales en redes acerca de esta pandemia… El fondo de ello, es que sí están muy preocupados, cuando han podido confirmar que la imagen de AMLO ha colapsado estrepitosamente las últimas semanas.

 

LA SECRETARÍA de Salud del Gobierno de Sonora anunció ayer la confirmación del cuarto caso de Coronavirus en el Estado… Total, dos en Hermosillo, uno en Navojoa y éste último, de un joven guaymense de 22 años… Todos los casos importados y ninguna en estado de gravedad… Y el llamado se reitera: “No salga de casa. Es la mejor manera de prevenir el contagio”… Y sí… Nuestras ciudades lucen casi fantasmales.

 

GRANADOS, Villa Hidalgo y Huásabas, nuevamente se han inundado por la creciente y desborde del Río Bavispe, luego de que la presa La Angostura ha vertido sus demasías… Los agricultores y ganaderos de la región, al igual que en noviembre pasado, cuando se registró un panorama similar, han perdido todo… Es una región a la que ahora, en medio de esta contingencia sanitaria, se le ha abandonado más que en otro tiempo… La presidenta municipal de Granados, Guadalupe Amavizca, hizo un llamado desesperante en redes sociales a las instancias federales y estatales para que brinden ayuda “porque solos, no podrán con el problema”… Hasta este domingo por la noche, la voz de la alcaldesa se oyó en el amplio desierto sonorense… Y nada más.