–DE PRIMERA MANO–  Gran riesgo de AMLO: Ser rebasado por la sociedad

La ineficacia del gobernante genera crisis; las crisis generan hambre y muerte y esto último genera más violencia.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

COMO PARA poner los pelos de punta, los trascendidos en el sentido de los grupos que –vía redes sociales-, están motivando a llevar a cabo saqueos en el comercio.

Ya se han producido algunos, porque algo tiene qué ver la escasez de artículos básicos para enfrentar en casa, al Coronavirus.

Habrá qué admitir que en estos momentos existen elementos que, combinados, podrían lograr con mayor fuerza un coctel violento en el país.

El más importante de esos elementos es la actitud asumida por el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha atrevido a contradecir las recomendaciones de sus mismos colaboradores en cuanto a las acciones de prevención para evitar el contagio de Covid-19.

Como la realidad en la mente del Presidente es distinta a la realidad que viven los mexicanos, corre el enorme riesgo de ser rebasado por una sociedad que, ante el temor fundado de la expansión de la enfermedad, tome sus propias decisiones y proceda a movilizaciones que sólo nos llevarían a un caos generalizado.

Independientemente de los problemas alrededor del sector Salud y sus limitantes en el gobierno federal, las consecuencias de tipo económico para los miles y miles de pequeños y medianos industriales, harán que estalle una crisis de falta de dinero en los bolsillos, de proporciones insospechadas.

La obligada “cuarentena”, en cumplimiento a las disposiciones para enfrentar la etapa número 2 del avance del Coronavirus, tuvo una respuesta del Presidente ayer, que no llenó las expectativas que se esperaban para brindar seguridad a los ciudadanos.

Falta en realidad, mano mucho más firme desde palacio nacional en acuerdo con los empresarios y los obreros, para poner un cerco a la inminente crisis económica que se avecina.

López Obrador piensa que con decir que cuenta con 400 mil millones de pesos de reservas en las arcas oficiales, disponer de un millón de créditos para las Pymes y adelantar cuatro meses de ayuda a los adultos mayores, ya soluciona el problema.

Aparte, AMLO ha sembrado desconfianza. Frialdad ante la contingencia de salud y hacer a un lado la Ley para desactivar las inversiones privadas, podría abonar aún más al coctel del caos.

La ineficacia del gobernante genera crisis; las crisis generan hambre y muerte y esto último genera más violencia.

Quisiéramos todos los mexicanos que no se construyera ese camino.

Pero –otra vez- en palacio nacional existe una realidad muy distinta a la que está viviendo México y los mexicanos en estos momentos.

 

GRAN compromiso de los padres de familia en esta hora, cuando miles de familias estamos acatando el llamado del Gobierno de Sonora a permanecer en casa… Sobre todo porque, mal atendido, los problemas del punto de vista psicológico y temperamental, podrían llegar al interior de los hogares… Hay exceso de información en las redes sociales; la gente está mirando sus teléfonos, ni siquiera la televisión y gran parte de esa información es falsa… La gran responsabilidad que tenemos es, desde el punto de vista social, tomar este tiempo, desde luego NO como un periodo vacacional, sino como una oportunidad para unirnos… Si la tecnología nos ha desunido, esta contingencia podría ser motivo de reencuentro… Para los niños, debemos ponerlos a trabajar cual si estuvieran en clases particulares y luchar contra el tedio y el aburrimiento poniendo en práctica atractivos juegos de conjunto… Nadie sabe el tiempo que durará esta contingencia… Llevamos una semana de “confinamiento” en casa y algo más debemos poner de nuestra parte, además de “amarrar” la mejor manera de prevenir el contagio de Coronavirus.

 

POR CIERTO, ayer la Secretaría de Salud del Gobierno de Sonora anunció la presencia del quinto caso confirmado de Covid-19 en el Estado… Todos los casos en nuestra tierra, hasta ahora, han sido importados y en vías de recuperación… Tope en eso.

 

AYER observamos a una feliz Ana Gabriela Guevara, confirmando la determinación del Comité Olímpico Internacional de retrasar las olimpiadas de Tokio… Ya no serán en este año sino al siguiente… Feliz ella porque tendrá la oportunidad de preparar más al conjunto de deportistas mexicanos y arreglar las diferencias personales con la parte del gabinete que le ha enfrentado al Presidente y recomponer lo que ha descompuesto en el manejo presupuestal de la CONADE, organismo de la que es titular.