Tec de Monterrey ‘abandona’ a alumnos cursando programas internacionales en Europa

A través de redes sociales, estudiantes y padres de familia dieron a conocer la situación que enfrentaron en medio de la crisis de salud que ha provocado cierre de fronteras y cancelación de vuelos internacionales.

Por Ehui Noticias

A una semana de que el Tecnológico de Monterrey anunciara la cancelación de los programas internacionales que mantiene como parte de sus planes de estudios, siguen presentándose quejas por parte de familias que se vieron afectadas por la logística de traslado de los alumnos.

Los reportes más recientes señalan un número incierto de estudiantes que aún permanecen ‘varados’ al no concretarse acuerdos de su retorno entre agencias de viajes y la institución académica.

Con el incremento exponencial de la pandemia del COVID-19, los alumnos se enfrentaron serias dificultades para retornar a México, algunos ante la imposibilidad de cubrir los gastos exorbitantes de traslado ocasionados por el cierre de fronteras, aeropuertos y aerolíneas.

Para los que sí han logrado regresar a sus casas –se estiman alrededor de 300 estudiantes los que partieron del país a algún punto en Europa–, la experiencia educativa se transformó en una pesadilla, según versiones de los familiares.

Algunos de esos alumnos que atendían sus clases en Francia, Italia, España, Inglaterra, Alemania o Suiza son sonorenses.

 

PADRES DE FAMILIA ASUMEN GASTOS DE TRASLADO

A pesar de que el pasado 12 de marzo, en un comunicado firmado por el Dr. José Manuel Páez Borrallo, Vicerrector de Internacionalización, se especificaba que “Es importante que las familias no realicen gastos asociados con el programa internacional hasta que se confirme su realización, como pagos por seguro internacional, compra de boletos de avión, hospedaje y otros”, la desesperación obligó a algunos de los padres de familia a pagar grandes sumas de dinero para regresar a sus hijos a casa.

La situación se derivó luego de que la institución educativa dejó de atender las solicitudes –que posteriormente se convirtieron en verdaderas demandas–, mismas que han quedado sin solución.

Cabe destacar que los viajes de regreso organizados por la agencia Cosmo Travel, así como los gastos de estancia, seguros y colegiaturas, ya habían sido cubiertos por adelantado, meses antes de que se diera a conocer la emergencia sanitaria en muchos de los países europeos.

A través de la consulta de mensajes en redes sociales, así como con padres de familia que solicitaron anonimato para evitar posibles represalias, las primeras llamadas de atención se dieron al ponerse en marcha algunas de las políticas de cierre de fronteras, pero pese a las múltiples advertencias, la institución educativa retrasó el proyecto extraordinario de retorno para los alumnos alojados en el extranjero.

No obstante que algunos sí lograron regresar sin mayores contratiempos, algunos pudieron regresar a México gracias a las gestiones y el apoyo económico de sus padres, quienes buscaron respaldo en consulados, embajadas, funcionarios del Gobierno Federal e incluso en la dirección general de Protección a Mexicanos en el Extranjero.

Pero quienes no contaron con el suficiente recurso financiero –después de haber cubierto más de 10 mil euros– aún siguen intentando por todos los medios posibles organizar el viaje de regreso.

 

EN MEDIO DE LA CRISIS INTERNACIONAL

La ‘tormenta perfecta’ se formó en torno a la urgencia por regresar a los alumnos a sus casas, pues los acontecimientos provocaron que muchos vuelos fueran cancelados a último momento.

Otros tantos perdieron las conexiones internacionales debido a que los cierres de aeropuertos o suspensión de servicios se dieron en el inter de sus traslados.

Durante el tiempo en que los padres lograban encontrar la manera de regresar a sus hijos, se vieron en la necesidad de organizarse para enviarles tapabocas y gel antibacterial, artículos que ya estaban agotados en las ciudades de su estancia. La compra y gastos de envío corrieron por su cuenta.

En los comentarios que circularon a través de Whatsapp se aprecia el caso de un padre de familia que desde Hermosillo viajó a Alemania para prácticamente rescatar a su hijo.

De las familias contactadas para conocer sobre esta situación hubo un comentario coincidente: El Tec de Monterrey debió haber evitado exponer a los estudiantes y con ello la angustia de sus padres.

Las quejas y denuncias en redes sociales se fueron incrementando paulatinamente.

DENUNCIAS EN REDES SOCIALES

A través de mensajes en redes sociales (Whatsapp, Twitter, Facebook e Instagram), se han estado realizando este tipo de denuncias, sin que hasta el momento se haya reportado el regreso del total de alumnos que participaban en los programas internacionales.

Los comentarios destacan que la desesperación ocasionada por esta situación, que rebasó a la institución educativa, agencias de viajes y aerolíneas contratadas por el Tecnológico de Monterrey, ha provocado una “verdadera pesadilla” para los alumnos y padres de familia.

Cabe destacar que en estos programas no solamente participan estudiantes de carreras profesionales y posgrados, sino que en su gran mayoría son estudiantes de preparatoria.

Una de las cartas que circuló en grupos de Whatsapp a nivel nacional exponía una serie de cuestionamientos hacia la institución educativa, entre ellos:

Nuestros hijos empiezan a entrar en crisis lo cual me pone en una situación de extrema molestia que el TEC no haya hecho algo con carácter para la resolución de esta problemática!

“Por tal motivo cada uno de nosotros hemos estado buscando vuelos de regreso por nuestra cuenta, lo cual no ha sido fácil¡

“Nos preocupa de sobre manera que el presidente Macron ha anunciado cierre de sus fronteras y nuestros hijos?”.

Por otro lado, el usuario de la cuenta de Twitter @hhermosilloo, en una respuesta al comunicado enviado vía esa red social a través de @TecdeMonterrey, expuso: “Y a los alumnos que se encuentran estudiando fuera del país en programas internacionales ¿? No debieron haber sido primero ellos a los que debieron haberlos protegido?? Desde la semana pasada no tenemos contacto con nadie de la Institución.”.

Preocupación y desesperación entre los padres de familia.

 

HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS

Los padres de familia afectados por las decisiones tardías de la institución educativa que se empezaron a organizar a través de Whatsapp, buscando así lograr el retorno de sus hijos, manifestaron que una vez logrado el objetivo de recibir a los jóvenes con bien procederían a actual legalmente en contra del Tec de Monterrey.

Su queja fundamental es que las autoridades educativas, en un principio, presionaron a los padres para que ellos regresaran a sus hijos con sus propios recursos. Sin embargo, al verse rebasados por la presión de las familias afectadas optaron por cancelar oficialmente el programa internacional de estudios, pero sin concretar los regresos en la mayoría de los casos.

“Fue muy omiso el Tec de Monterrey, porque se les advirtió lo que estaba sucediendo. Pero a su vez la escuela intentó presionar a los padres de familia, que tenían confianza plena con el Tec, para que ellos tomaran la decisión de regresar a los estudiantes por su cuenta. Esa grave omisión provocó una situación a se salió de control y expuso innecesariamente a los estudiantes”, sentenciaron.

Las familias consultadas expusieron que no sólo solicitarán el reembolso correspondiente, si no que buscarán que los programas Internacionales cuenten realmente con un protocolo que garantice la integridad de los estudiantes.

“Lo que se está viviendo actualmente no se puede repetir nunca más, por el bien de nuestros hijos, sus alumnos, esos muchachos dignos de la institución de excelencia que dicen ser”.