RUIZ QUIRRÍN… LA COLUMNA

*No le ha ido bien al Presidente AMLO

*Otro “paso hacia atrás” de R. Monreal

*Se acerca el concepto “enemigo del pueblo”

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

NO LE HA IDO bien a Andrés Manuel López Obrador. El mundo se le ha venido encima, incluido el partido que él fundó a través del cual alcanzó la Presidencia, MORENA.

Convencido de que la pandemia del Coronavirus ha sido mal manejada y sabedor de que sus consecuencias en materia de Salud y Economía podrían marcar un enorme desastre nacional, sin precedente alguno, determinó delegar la responsabilidad del manejo de la enfermedad a las y los gobernadores y estos, a su vez, trasladaron el costo de la movilidad en las calles a las y los presidentes municipales.

El Presidente decidió retomar sus giras por el país convencido de la necesidad de entrar en contacto con el pueblo, único que –considera- le blinda de fortaleza moral y de votos en las próximas elecciones, pero hasta hoy los trascendidos han sido las manifestaciones en su contra.

En Veracruz, el grupo de familiares de víctimas desaparecidas rodeó su lujosa camioneta, le golpearon los cristales y le espetaron con fuerza: ¡“Bájate!; ¿por qué sí saludas a la mamá del Chapo”?

En las “mañaneras” de las provincias visitadas, se ha topado con periodistas “no controlados” a diferencia de los de Palacio Nacional y ha tenido que dar “maromas verbales” para salir del paso, ante cuestionamientos tan comprometedores, como los “esfuerzos” del gobierno para capturar a “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación o la corrupción que ha comenzado a supurar en MORENA y hasta su comprometedora venta de gasolina a Venezuela.

A los gobernadores que encabezados por el jalisciense Enrique Alfaro han armado una abierta oposición, se ha unido el Grupo de Gobernadores del Partido Acción Nacional, quienes hicieron trascender la firma de un pacto por la Libertad, la Democracia y el Federalismo y todos en conjunto exigirán unan revisión del Pacto Fiscal entre el gobierno federal y los Estados, buscando mayores recursos para sus regiones.

Por cierto, ante esto último, Cuitláhuac García, el gobernador de Veracruz y uno de los “morenistas” más abyectos a AMLO, llamó a estos líderes opositores, “separatistas” y “golpistas”. Minutos más tarde, el mismo Presidente trató de enmendar la plana, corrigiendo al mandatario local:

“Separatistas y golpistas, no; sólo son politiqueros”, señaló López Obrador.

Todavía más, el pasado fin de semana aumentó el número de participantes y de ciudades que atendieron la convocatoria del Frente Amplio AntiAMLO (FRENAAA), lo que pone nervioso al Presidente por la sencilla razón de que estas manifestaciones están por encima de los partidos y van generando una corriente de oposición que se manifestaría en las elecciones del próximo 2021, un año antes de la consulta pública para revocar su mandato.

“Tienen derecho a manifestarse”, comentó.

López Obrador sabe que si cae el año venidero y MORENA deja de ser mayoría calificada en la Cámara de los Diputados, se estaría empezando a cavar la tumba de la cuarta transformación.

A todo lo anterior habría que añadir la información documentada de los excesos cometidos por Yeidckol Polevnsky y las consecuentes denuncias ante la Fiscalía por la disposición no comprobada de cerca de 400 millones de pesos, dispuestos a su antojo cuando estuvo al frente de MORENA.

Lo peor, es que el actual dirigente interino del partido fundado por AMLO, Alfonso Ramírez Cuéllar, es quien encabeza esta acusación.

“No puedo opinar sobre el manejo financiero interno de los partidos”, justificó el Presidente al ser cuestionado al respecto.

Si a este caso de corrupción se une el de Ana Gabriela Guevara, el tráfico de influencias de Rocío Nahle para favorecer a una empresa de un compadre en la venta de ventiladores para enfermos de Covid; las privilegiadas ventas de respiradores por parte del hijo de Manuel Bartlett al IMSS, las adjudicaciones directas de grandes obras públicas donde se contemplan miles de millones de pesos, el favorecimiento con obras y concesiones a representantes de la llamada “Mafia del Poder” con Carlos Slim Helú y Ricardo Salinas Pliego a la cabeza; todos esos elementos hacen un coctel que echaría por la borda y de forma muy contundente, el multicitado “slogan” de la cuarta transformación: La lucha contra la corrupción.

Sin duda, la “4-T” está herida. Ha sido lastimada.

Las respuestas del Presidente y sus “perros” se desvían hacia “una oposición que quiere que regresen los privilegios de que gozaban en los años de la corrupción”.

No. Lo que en realidad sucede es que hay un líder en Palacio que vive en otro mundo y que ha cambiado su realidad personal, por la realidad que se vive en las calles del país.

La gran oposición a López Obrador no está basada en los pesos y los centavos, sino en la generación creciente de un sentimiento que ve a la vuelta de la esquina, la pérdida de sus libertades más elementales.

 

Monreal, otro avance de lo que viene

Y EN EL AFÁN de controlarlo todo, hace unos días el propio Ricardo Monreal, coordinador del Grupo Parlamentario de MORENA en el Senado de la República, difundió una iniciativa para reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución General de la República, y borrar del mapa del Estado mexicano organismos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones, la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Competencia Económica, para crear un nuevo organismo a través del cual se dicten las políticas en materia de dominio del espacio radioeléctrico, la política en materia de autorizaciones para la producción de energía en el país y la función reguladora, “exclusiva del Estado”, en materia económica… Como tenía que ser, las críticas no se dejaron esperar por los expertos… En realidad, esos organismos fueron creados en los últimos 20 años en México para lograr equilibrios con el omnímodo poder presidencial y de esa manera fortalecer la Democracia… Sin embargo y con el pretexto de que en el pasado dichos organismos han sido regidos por la corrupción y el manejo abundante de recursos públicos, es que la 4-T quiere desaparecerlos… En realidad, camino al régimen populista, el Presidente López Obrador y su equipo lo que quieren es regular el marco jurídico que les permita el control total, absoluto de las funciones del Estado Mexicano… Cuando fue cuestionado al respecto, a la moda, AMLO aseguró desconocer dicha iniciativa, pero que la veía positiva si se trataba de ahorrar recursos… Fue tan burda la iniciativa de Monreal y tanto el alud de críticas, que no tuvo más remedio que anunciar “que se buscaría otro momento” para llevarla a la discusión en el Congreso de la Unión, pasándola a la “congeladora”… No es la primera vez que iniciativas que conllevan el propósito de centralizar recursos y funciones del Estado en la persona del Presidente, caen estrepitosamente… Por lo pronto… Es lógico pensar que en los tiempos por venir, sobre todo cuando MORENA retome el dominio de su mayoría calificada en el pleno de las cámaras de los diputados y senadores, insistirán en este paquete de leyes que buscan hacer de Andrés Manuel López Obrador, el Presidente superpoderoso, tal y como lo eran los mandatarios priístas del antepasado.

 

¿Alertadores de la corrupción o “soplones” para el gobierno?

EL PERIODISTA Pablo Hiriart reveló esta semana que hace apenas unos cuantos días, se publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto extendido a las facultades de la Secretaría de la Función Pública, cuya titular es Irma Eréndira Sandoval, para que empiecen a operarse los lineamientos “que tienen por objeto establecer las bases conforme a las cuales se creará, promoverá, dará acompañamiento, seguimiento y coordinará el Sistema de Ciudadanos Alertadores Internos y Externos de la Corrupción”… En el artículo III del documento se define a esos “alertadores”: “Toda persona física que hace del conocimiento de la Coordinación general, una alerta (de corrupción) a través de la plataforma”… Luego, el artículo IV señala que dicho “alertador” será anónimo, ya que “proporcionará información sobre actos que se hayan cometido, se estén cometiendo o sea probable que se cometan por servidores públicos respecto de presuntos actos de corrupción”… Asegura Hiriart que en realidad lo que se está organizando es toda una estructura de terror en contra de ciudadanos… Yo añadiría que sería un ejército especial de la 4-T para denunciar a mexicanos que no piensan como piensan los afines de AMLO o bien, todo aquel que no esté de acuerdo con las tesis gubernamentales… Fue el día 11 de Junio cuando se publicó en el DOF este documento que asemeja a los tristemente célebres “Comités de Defensa de la Revolución” del gobierno comunista de Cuba y que se han dedicado a denunciar y castigar a “enemigos del pueblo”, es decir, toda aquella persona no afín al régimen… En México, paralelo a esos “alertadores”, “denunciantes” o “soplones” del gobierno, actuaría la Ley de Extinción de Dominio, que no es otra cosa que el instrumento jurídico para paralizar económicamente al “acusado” e intervenir sus propiedades, pudiendo el Estado disponer de ellas… Si esto no se acerca a una dictadura, no se sabe de qué otra forma se le pudiera llamar.

 

Regresan banqueros salinistas al poder

YA SABEMOS QUE grandes acaudalados que para AMLO formaron parte de “La mafia del poder”, como Carlos Slim Helú y Ricardo Salinas Pliego, hoy gozan de las mieles de esta 4-T por una mera conveniencia pragmática… A la par de ello, ha trascendido en los últimos días el regreso de personajes que en su momento participaron con los jefes de jefes de los sexenios “neoliberales y corruptos” (usando el idioma presidencial actual) y que poco a poco se han ido incorporando a la estructura de este gobierno… Por ejemplo, Gabriel García, el hombre de todas las confianzas de López Obrador para establecer la estructura del Banco del Bienestar a todo lo largo y ancho del país, ya tiene a su lado a exfuncionarios como Alejandro del Valle, gente muy cercana al exgobernador del Estado de México, Arturo Montiel, y al exbanquero con antecedentes penales, con la certeza de haber pisado prisión, –Carlos Cabal Peniche– sobresaliente figura del “salinato”, ya tiene trabajo también en este equipo y su experiencia en el manejo de la banca le permitirá ofrecer sus capacidades para alcanzar los propósitos de ayuda a los pobres del Presidente de México… No tardará mucho tiempo en que todo este velo de hipocresía demagógica del actual régimen encabezado por AMLO, caiga por su propio peso… No hay día en que no se documente una mentira, una incongruencia… Precisamente a inicios de esta semana, un encuentro entre el Presidente y el canciller Marcelo Ebrard, enviado su video a redes sociales, reveló la evidente intención del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de ocultar su fino reloj Rolex, valuado en 325 mil pesos, apenas horas después de que López Obrador había arengado al país, pidiendo que no aspiráramos a tener lujos, sino vivir en la pobreza, porque “de esta manera no seríamos víctimas del secuestro”.

 

En Sonora, pandemia, sólo información de Estado

NO HAY TEMA en Sonora que no se ligue a la pandemia de Coronavirus… La única información es la oficial sobre el tema… Se ha prohibido a todos los funcionarios públicos hacer uso de la palabra y si acaso tienen qué hacerlo, es necesario que le den el VoBo… Bueno, con decirles que hasta la información pública, la misma que el propio gobierno publica en sus plataformas de transparencia, es vista con reservas en alguna publicación “porque es momento muy sensible”… Se supone que la opacidad quedó en el pasado… Temas como la violencia desatada, la política ranchera en el Congreso del Estado, el combate a la pobreza y hasta las exigencias ciudadanas en varios temas, están en segundos y terceros niveles… Habrá qué decir con cierta dureza que a estas alturas, esta pandemia también vino como anillo al dedo para evitar que los actores políticos con miras a las elecciones del 2021, se amarren no solo las manos, sino también su presencia en la agenda política y mediática del Estado.