Nativos Digitales

Este 2020 será una gran oportunidad para resolver si, tal como nos lo han planteado, la tecnología es la panacea a todos los desafíos actuales.

Por Carolina McPherson

El día de ayer se dio a conocer por parte del Gobierno Federal, la modalidad bajo la que iniciará el ciclo escolar 2020-2021 en los niveles de educación básica de nuestro país, y aunque muchos guardábamos la esperanza de que el regreso fuera presencial y con ello empezara a retomarse paulatinamente la normalidad en muchos aspectos de la vida pública de México, esto no fue así.

 

El inicio de clases será a distancia y con todas las ventajas que ofrece la tecnología hoy en día. Las tabletas electrónicas, las pantallas planas, las computadoras, los teléfonos inteligentes dejarán de utilizarse solo para ver películas, series o videos de entretenimiento y serán ahora las herramientas cotidianas para que niños y adolescentes reciban los contenidos correspondientes a su grado escolar.

 

El futuro alcanzó a los más pequeños, entramos de lleno a la era de la enseñanza virtual en la que no es necesario que los alumnos y profesores estén en el mismo espacio físico, vaya, ni en la misma ciudad o país, para que se complete el proceso de aprendizaje.

 

Hay dos términos acuñados por el autor estadounidense Marc Prensky en 2001, que toma notoriedad en estos días. Se trata de los conceptos “nativo digital” e “inmigrante digital”. El primero se refiere a aquellos seres humanos que nacieron en una “cultura nueva”, mientras que los segundos son pobladores del viejo mundo, quienes vivieron en una era analógica e inmigraron a otra más moderna y luchan más que los nativos para adaptarse al progreso de alta tecnología.

 

En los próximos meses seremos testigos y partícipes de lo que será uno de los más grandes procesos de adaptación generacional, ya que mientras los padres y maestros son inmigrantes, los niños y adolescentes son nativos que experimentarán todas las bondades del mundo en que nacieron. Vivirán sintiéndose como peces en el agua al tener gran flexibilidad de tiempo, ahorro en insumos escolares, mayores competencias tecnológicas y formas de aprendizaje autodidacta, que les permita ser más dinámicos e innovadores en un mundo que demanda seres integrados a la tecnología. ¿No era esto lo que tanto deseábamos para los niños mexicanos?

 

No podemos dejar de lado que lo que podría ser una estrategia exitosa con el objetivo de aumentar la cobertura escolar en nuestro país, se convertirá un reto para la creación de ciudadanos digitales.

 

En India, según datos del Banco Mundial, donde más de dos tercios de la población vive con menos de dos dólares al día, es más común contar con un teléfono inteligente que con servicio de drenaje. En contraste, según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), casi la mitad de los habitantes del planeta, no tiene siquiera acceso a la red. En México de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), más de 40% de la población del país aún carece de acceso a Internet.

Si queremos niños cada vez más competitivos e integrados, dos carreras deberán correrse al mismo tiempo: la de la cobertura de los servicios educativos y la de la accesibilidad a los contenidos.

 

Sin embargo, persisten otras dificultades. No debemos perder de vista que mientras intentamos que todos estén conectados de lleno al mundo global, los profesores deben trabajar en la creación de ambientes genuinos, a través de la creación de un contexto de confianza para la resolución de dudas y el apoyo emocional.

 

Los inmigrantes digitales, ya sea el magisterio o los padres de familia, harán frente  a los nativos, que después de varios meses de confinamiento tienen necesidad de sentirse conectados no sólo a las máquinas, sino a sus iguales. Los nativos quieren volver a ver a sus compañeros, ser dueños de los abrazos, sentirse seguros de correr en los patios escolares, jugar en el recreo, salir a divertirse y estar tranquilos en un mundo que ya cambió para siempre.

 

Este 2020 será una gran oportunidad para resolver si, tal como nos lo han planteado, la tecnología es la panacea a todos los desafíos actuales.

 

@caromcpherson

https://blogdeletras.home.blog/