RUIZ QUIRRÍN… LA COLUMNA

*La vacuna AntiCovid, instrumento político del Presidente

*Llegó la hora de hacer una “Cruzada por la Vida” en Sonora

*Intentos de golpe de Estado de Trump, ¿se verán en México?

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

SI EN EL 2020 el manejo de la pandemia por parte del gobierno federal ha sido un estrepitoso fracaso, no existen muchos argumentos sólidos para pensar que su plan de vacunación contra COVID-19 para este año 2021, será exitoso.

Desde luego, el mayor deseo es que los hechos nos callen la boca. Que el Coronavirus sea derrotado en el menor tiempo posible, es el deseo de todos. Seremos los primeros en reconocerlo públicamente. Sin embargo, hay razones para dudar.

Una de estas razones es el nivel de servidor público al frente de la estrategia para manejar la pandemia. Si es cierto que el Presidente López Obrador descansa en Hugo López Gatell, el fracaso del año pasado tendrá una copia fiel en el actual.

El responsable por parte del gobierno federal del manejo de esta terrible enfermedad desde su llegada a México en febrero pasado, en realidad ha sido todo lo contrario, un irresponsable.

En el año 2009, cuando llegó al país la epidemia de Influenza H1N1, el entonces Presidente Felipe Calderón cesó a López Gatell porque sus criterios fueron descartados por los científicos, quienes al final sí fueron exitosos en el manejo de su estrategia de salud.

El mes de marzo del año pasado, el ahora subsecretario para la Prevención de Enfermedades de la Secretaría de Salud, auguró erróneamente, que el Coronavirus “era menos letal” que la Influenza, al mismo tiempo que comenzó a dar un giro en sus mensajes, al dejar de lado su idioma científico para pasar al político.

Llegó a asegurar en ese momento que “el Presidente López Obrador no es un factor de contagio, porque sólo es un referente moral ante la enfermedad”. A lo anterior se atrevió a añadir que “hasta sería conveniente que el Presidente se contagiara y, por su buena salud, se recuperara para quedar inmune”.

En abril, López Gatell aseguró que a lo sumo habría 8 mil muertos por la pandemia, pero que, “pensando en un escenario catastrófico, podrían fallecer hasta 60 mil mexicanos por Coronavirus”. El 2020 cerró con el doble en la cifra de muertos. Más de 120 mil.

Pero lo que dibujó de cuerpo entero la negligencia y falta de sensibilidad de este funcionario, fue la combinación de sus llamados constantes para evitar más contagios quedándose en casa con motivo de fechas tan significativas como la navidad y el año nuevo, con la difusión de sus vacaciones en Huatulco, el balneario oaxaqueño.

Esas imágenes fueron un gran insulto para cientos, miles de médicos, enfermeras y el resto del personal de los hospitales que por meses no han podido ni siquiera ver a sus familiares. Mostró una extraordinaria incongruencia. Pero nada de qué preocuparse, porque en Palacio le esperaba el Presidente para defenderlo.

En Canadá, el primer ministro de ese país, Justin Tradeau, cesó a su ministro de finanzas, Rod Phillips, por haberse tomado vacaciones a pesar de los llamados a restringir esas actividades y todavía editar un mensaje tratando de engañar sobre su salida.

En México, la incongruencia se solapa, se cubre y se protege, por la simple razón de que los amigos de la causa “transformadora” son intocables.

Pero además, alguien, con mucha razón, podría alegar que López Gatell no se manda solo. Y no hablamos de su jefe, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien hace el papel de un florero más en el gabinete federal. Nos referimos al Presidente de la República, una más de las razones por las que pudiera fracasar esta campaña de vacunación contra COVID-19.

¿Por qué?

Vivimos ahora días en que se hacen fiestas por la llegada de las primeras dosis de vacunas. Números, la verdad, muy reducidos. López Obrador asegura que luego de vacunar a todo el personal de los hospitales, para el día último de marzo deberán estar inmunizados tres millones de adultos mayores. Lo malo es que lo hace esperanzado en la vacuna Cansino, de China, que aún no ha sido autorizada y que no tiene fecha de llegada al país.

El canciller Marcelo Ebrard anunció que la próxima semana llegarán más de 400 mil dosis de las vacunas Pfizer, las que serán aún insuficientes para el personal médico.

Si nos adentramos a los números, hay varias combinaciones ahora y muchas expectativas, pero con dificultad y lastimosamente, se tiene qué admitir que si se aplica un promedio de seis mil vacunas por día, pasarán años para atender a toda la población.

Y he aquí el problema.

 

La obsesión del Presidente: Su proyecto político

El Presidente es un concentrador del poder y como lo ha anunciado, habla de 10 mil centros integrales que coordinarán brigadas de 12 personas para vacunar a la población. Todo operado por el gobierno federal. Pero no se observa una voluntad desde Palacio Nacional por hacer un llamado nacional a una cruzada en la que intervengan las y los gobernadores y la iniciativa privada.

Los gobiernos en el mundo se han preparado para vacunar a sus habitantes, desde hace tiempo. Meses. En México apenas se va a integrar una estructura. El augurio es sombrío por los meses que aún faltan para tolerar la pandemia, por la llegada a “cuentagotas” de las vacunas, el empecinamiento del Presidente por tener todo el control de la estrategia de vacunación y se antoja muy difícil que dé su brazo torcer y que haga ese llamado nacional a la unidad y a la solidaridad de todas las instituciones públicas y privadas.

De fondo, don Andrés Manuel tiene fija una obsesión. Para él, la prioridad no es la salud de los mexicanos, sino el afán de afianzar su proyecto político, lo que él ha llamado “la cuarta transformación” que no es otro propósito que imponer un régimen populista. Un “socialismo de huarache”.

Tenemos entonces el gran riesgo de estar frente a un Presidente que antepondrá sus objetivos electorales a la salud del pueblo de México.

Con mayor razón, ante este seguro escenario, la oposición del país deberá unirse en contra de una real amenaza.

Los gobernadores deberán alzar la mano, al igual que los líderes empresariales de todos los sectores productivos del país.

Es imperativo, ahora más que nunca, pensar primero en México. Anteponer cualquier interés particular o de grupo, cualquier ideológica, al más alto valor e interés de la Nación.

Y no es una situación que implique una sugerencia. En realidad es una exigencia nacional.

 

El IEE y de PC, “solapa ilegalidades” en su papel de “florero”

NO ES LA primera ocasión que tratamos este tema… Los “aspirantes a candidatos” al Gobierno de Sonora no están utilizando este tiempo de precampaña dentro del calendario electoral, para competir al interior de sus partidos con algún otro adversario… Ricardo Bours, Alfonso Durazo y Ernesto Gándara, tienen más que amarrada dicha candidatura… Pero los dos primeros recorren el Estado y difunden sus propósitos cual campaña oficial, sin que nadie los pare… Invierten recursos… Nadie los mide… No existe por parte del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEE y PC), una voluntad por emitir una declaración siquiera, recordando que existe una Ley obligada a cumplirla por todos los partidos políticos y sus militantes y dirigentes, ya que ante su incumplimiento, el precedente es sumamente negativo, sobre todo para los tiempos oficiales de campaña donde los llamados a la unidad seguramente serán arrojados al tambo de la basura, para dar paso a los ataques, “campañas negras” y, no lo dude usted, a algunas otras ilegalidades… Para rematarla, el IEE y de PC, en su papel de “florero”, solapa a caprichos torcidos con recursos legaloides, para censurar a medios de comunicación y periodistas sonorenses que hacen una crítica a legisladoras, no en razón de género, ni por sus inclinaciones sexuales, ni apariencia física, sino por sus acciones, por sus declaraciones y porque son entes públicos sujetos a la auscultación pública… Algo que ya se había dejado en el pasado como lo es el material periodístico, producto del ejercicio profesional de la libre expresión, en Sonora, está siendo objeto de censura por la autoridad electoral… Una vergüenza y así lo registrará la historia… Eso sí, también se hacen cosas “buenas” que parecen malas… La presidenta del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, Guadalupe Taddei, (prima de Jorge Taddei, representante en el Estado de los programas sociales de la “cuatroté”) admitió en conversación con el colega conductor del noticiario radiofónico de “Stereo-100”, Juan Carlos Zúñiga, que desde hace relativamente poco tiempo mantiene como colaborador en su oficina a un cuñado de Alfonso Durazo, de nombre Alfredo Roldán, pero –intentó dejar en claro- “eso no comprometerá la imparcialidad de la elección”… ¿Se imaginan si en vez de ser cuñado este Roldán de Durazo, fuera de Ricardo Bours o de Ernesto Gándara?… Las protestas y gritos de MORENA no se dejarían esperar y esa “irregularidad” podrían hacerla llegar hasta el INE… Pero –habrá qué admitirlo con franqueza- la oposición a MORENA en Sonora apenas se está poniendo de acuerdo… Hacen llamados a la unidad y ni pensar siquiera en una denuncia del PRI contra Durazo… ¿Por qué?… No se le encuentra explicación aún… Quizá algún día lo sabremos.

 

Trump, una advertencia al futuro de México

DONALD Trump, -al igual que López Obrador, que Jair Bolsonaro, que Nicolás Maduro, que Benito Mussolini, que Hitler-, es un populista… En sus acciones de gobierno, aunque de “derecha”, coincide hasta en el torpe manejo de la pandemia por Covid con sus homólogos latinoamericanos “de izquierda”… Y como “populista”, es un autoritario y cuando gana, “gana el pueblo” y cuando pierde, le cometen fraude… Por ello el señor Trump ha tratado –literalmente- de dar un golpe de Estado al no reconocer su derrota ante el demócrata Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre… Luego de varios fracasos en la Suprema Corte, en el Colegio Electoral, su último esfuerzo se dio este miércoles en el Congreso estadounidense, tras presionar al gobierno republicano del estado de Georgia de revertir los resultados de la elección, así como al vicepresidente Pence de negar la victoria de Biden y “animar” a miles de sus simpatizantes de manifestarse en Washington… Para los mexicanos observadores, el fenómeno Trump -y no sólo su negativa a reconocer la derrota, sino a sus intentos de “golpe de Estado-, debe ser registrado, analizado y estudiado, porque podría presentarse en el futuro una copia fiel de esas actitudes en caso de una derrota electoral de Andrés Manuel López Obrador… repetimos, para el populista o el “socialista de huarache” como lo es el Presidente de México, cuando gana en las urnas gana el pueblo y cuando pierde, le cometen fraude.

 

¿… Y una cruzada sonorense por la vacuna?

APENAS e hizo bien la gobernadora Claudia Pavlovich en levantar la mano e instruir a su equipo a entrar en contacto con laboratorios internacionales productores de las vacunas contra el Covid… Como lo señalamos, reglones antes, habría que esperar con paciencia la autorización de COFEPRIS para que un gobierno estatal pudiera hacer esas compras directamente… Lograrlo sería una motivación muy esperanzadora para los sonorenses… Sobre todo de lograr una inmunización de manera más expedita y completa… A ver… Nunca como ahora, creo, se dibuja otra oportunidad de ser solidarios con nuestra gente y con nosotros mismos… Iniciativa privada, organizaciones civiles, grupos comunitarios, ciudadanos, todos, en una “Cruzada por la Vida” a favor de reunir recursos para adquirir vacunas… ¿Quién dice “le entro”?

VÍCTOR PACILLAS es un joven con una trayectoria en luchas que se han distinguido por la defensa a la familia, a la vida… Es una persona valiente, arrojada… Sabe que desde el Congreso del Estado se pueden logran mejores resultados y de ahí el que haya dirigido una carta al dirigente del Partido Encuentro Solidario, Rogelio Baldenebro, donde manifiesta su intención de ser postulado como candidato a la diputación por el distrito VIII de Hermosillo, que corresponde a una zona del norte de la capital del Estado, región donde además ha establecido por muchas actividades sociales, su presencia y posicionamiento… Sin duda, es una carta que un instituto político no podría echar en saco roto… Éxito.