–DE PRIMERA MANO– Todos, a vacunarse

La aplicación de estos biológicos conforman la única garantía para evitar la expansión de la pandemia.

Por Francisco Javier Ruiz Quirrín

LA VACUNACIÓN en las ciudades con mayor población en Sonora inicia este martes 06 de abril. La Secretaría de Salud ha informado que están contempladas en este proyecto Cajeme, Huatabampo y Hermosillo.

La capital del Estado, por vez primera, inmunizará a sus adultos mayores con vacunas de Astra-Zéneca. Se han dispuesto varios espacios, incluida la posibilidad de aplicarla sin necesidad de que las señoras y señores bajen de sus automóviles en áreas de la Universidad de Sonora y en el Estadio Sonora.

Aún existe el registro de que tres adultos de 10, se niegan a ponerse la vacuna. Hay aún en ellos desconfianza y temor.

Hemos tenido la oportunidad de conversar con los expertos y todos coinciden en que los biológicos de todos los laboratorios ya se han probado en su utilidad y ahora toca probar en nuestro país y en nuestro Estado, su eficacia.

Alberto Monteverde, reconocido epidemiólogo, comentaba ayer en entrevista para “Primera Plana Digital” que el registro de 35 personas en Europa vacunadas con Astra-Zéneca y su cuadro de trombosis, en un universo de más de 20 millones de aplicaciones en el mundo, “no es nada, ni tampoco se ha podido confirmar que esas alternaciones fueron exactamente una reacción a la vacuna”.

El llamado entonces a partir de ahora, es a todos los adultos mayores (comenzando con los de 80 años y más, este día) para que acudan a vacunarse.

También para los hijos y a los nietos, para que ayuden a sus papás y abuelos a inmunizarse y de esa manera proteger su vida ante la presencia endémica del Covid-19.

Además se ha precisado que para que sea eficaz la vacuna, se requiere de una segunda dosis. Es decir, con esta primera dosis no puede el adulto regresar a la normalidad de hace año y medio. Tiene qué continuar cuidándose, porque puede contagiarse o contagiar a los demás.

Sin embargo, la aplicación de estos biológicos conforman la única garantía para evitar la expansión de la pandemia.

La responsabilidad está en nuestras manos.

 

ES IMPOSIBLE no abordar el tema de la ola violenta, terrible, que se ha expandido en contra de las mujeres en Sonora en los meses y semanas recientes… No hay día, en que no se informe acerca de algún “levantón”, de alguna desaparición, o de un asesinato de una fémina… Y no se escapa región alguna del Estado… Las declaraciones o explicaciones por parte de la autoridad son las mismas de siempre… Lo increíble es que la incapacidad sea el signo de los tiempos que vivimos en cuanto a las y los funcionarios responsables de velar por la seguridad de las y los sonorenses… Lo terrible es no ver siquiera, una sola señal que indique la presencia de la autoridad y su fuerza y eficacia para atacar el crimen en la región… De plano, la actitud pasiva de quienes están obligados a imponer el imperio de la Ley y aplicar estrategias para buscar la tranquilidad y la paz en Sonora, es de lamentarse y calificarse también, como una actitud francamente criminal, que golpea todos los días la animosidad de la gente.

 

POR CIERTO, ¿alguien ha reparado en que las campañas por la gubernatura y las diputaciones federales siguen su curso?… Y los ciudadanos quieren que les resuelvan problemas… Si alguien pone atención a los candidatos, se encontrará con un rosario de buenos deseos… Falta aún, quien haga lo que tiene qué hacer para recuperar la confianza perdida en los políticos.

 

CUANDO menos la mitad de las y los legisladores locales van por la reelección… Son tiempos en los que la Ley permite la frivolidad y la poca seriedad en esos temas…